CÓMO LIDIAR CON UN ENEMIGO LABORAL (POST 36O DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)

Queridos amigos de Zéfiro, el tema de hoy es “Cómo lidiar con un enemigo laboral” y va dedicado a todas las personas que padecen este problema y deben tomar decisiones. Por envidia, complejos de inferioridad, egoísmo, revancha, etc, existen personas que deciden vivir para generar conflicto en todos los campos, pero en este post hablaremos del campo laboral. Y va el ejemplo real: Fabio trabaja en una compañía trasnacional de carga y en Lima, posee dos jefes, pero ambos del mismo nivel de mando (extraño y raro en estos tiempos, foco del problema). Uno de sus jefes es varón y el otro, una mujer. Y la mujer es quien lo detesta y lleva ya varios años haciéndole la vida a cuadros, le lleva más de quince años (es mayor) y al parecer, le molesta profundamente el ego que el otro jefe y Fabio saquen adelante proyectos y sean exitosos, porque ella siente que no puede brillar o la excluyen. No es que Fabio no le informe los movimientos, planes, todo lo contrario, lo hace, pero esta señora, de naturaleza conflicto, le dice que “no” a todo, le inventa los errores al tema y trata de hacerlo quedar mal, porque habla siempre mal de él a sus espaldas. La enemiga de Fabio hace todo lo posible para que no ascienda y cuando lo ha visto enfermo o estresado, parece disfrutarlo. Y el otro jefe, trata de apoya a Fabio, pero esta señora tiene hasta hoy el respaldo de mandos importantes. ¿Qué hacer cuando algo como esto puede ocurrirles? Lo primero será, paciencia activa, es decir, a juntar pruebas de todo el proceder nocivo y dañino del enemigo (a) frontal. Y si bien esta gente se cuida mucho, porque lanzan los puñales de modo asolapado, siempre habrá correos, ordenes que dan y órdenes que dijeron no dieron. Y como la maldad es enrevesada, quien pasa estos momentos, debe armar un expediente descargo grande prueba con fechas, meses, directrices, etc. Y con esa información, valor y dignidad, buscar hablar con la cabeza más importante de la empresa o institución, para que se inicie un proceso de investigación. Mucha gente no hará esto jamás por cobardía, por falta de dignidad y por eterno miedo de perder el empleo. Pero siempre diré que el carácter nos define, que, sin temple, sin esfuerzo y sin fuerza, no se avanza. Y como te ven te tratan y a los enemigos frontales hay que desmontarles las máscaras, porque quien es honesto (a) y va con Dios en el interior, no se anda corriendo ni tapando el día entero con miedos y quejas como infante. Los enemigos frontales a nivel laboral crean historias para desprestigiar, arman bandos, dicen por allí, por acá, pero abre los ojos y que hable tu eficiencia y don de gente donde pises. Por lo general, además son corruptos (as) y les estorba cerca la gente que les impide hacer cosas truchas. Los enemigos laborales son una prueba de fe, pero es esencial no temerles, todo lo contrario, entender en oración que van cubiertos de oscuridad porque carecen de valores esenciales y espiritualidad, el ego ha cubierto sus almas y proceden en base a sus miedos, frustraciones y necesidad de destruir cuando ellos no pueden crear. La educación, respeto y orden es otra premisa para tratarlo. Y hablar claro, porque suelen además no contestar correos a tiempo, ni mensajes; hacen de todo para que pierdas piso y paciencia, pero como siempre digo, de todo hay pruebas, avanzas en tus labores y cuando se digne tu enemigo (a) a reclamar, le muestras las mil veces que intentaste comunicarte con pruebas y verás cómo queda calladito (a). Abre los ojos, observa, anota, calla y no los imites, toma decisiones oportunas y firmes, pero no dejes de ser eficiente en lo que haces y no esperes que te feliciten, ofrece tu servicio al creador que sabe bien de qué este hecho y del reconocimiento y las consecuencias de tus pasos, se encargan las estrellas y ángeles mensajeros de Dios. Por otro lado, a veces, cuando los enemigos laborales en un centro de trabajo son varios o un grupo grande, corresponde entender que te toca moverte, irte de allí, porque algo especial en el universo pide que te transformes, que renazcas y debes ponerte las pilas para tomar alas y volar a otro trabajo donde te sientas mejor. El asunto es no quedarte pegado en el dolor, queja y enfermando física y emocionalmente. Mira tu proceder, actitud, comunícate de manera saludable, justa y no seas motivo de enredos, porque tú mismo te harías los problemas. Y ten presente que hay enemigos que solo pueden intentar cerrar puertas, pero lo que te corresponde, jamás podrán bloquear, de eso se encarga la divinidad y obviamente, de sus destinos también, porque nada es azar. Cultiva la oración profunda cada día, la luz de tus ángeles guía y camina sin miedo ni congoja, sin anular tus sueños y decisiones, porque el maligno y sus representantes, siempre intentarán que caigas en “DESALIENTO”, para que te quedes paralizado (a) y precisamente, un hombre de fe real hace todo lo contrario. Y si has pasado juicios, males mayores y otro tipo de problemas laborales, recuerda que hablando tanto y enojándote no ganas nada. Debes seguir la vida, y si hay lucha, que se centre en el “hacer, proceder y resolver”, sin descuidar tus otros aspectos personales y otras puertas laborales que puedes abrir. Y puedo decirles que probablemente lo que más les molesta a los enemigos gratuitos es la serenidad, calma y fuerza de alguien que pese a todo, sigue en sus metas, sueños, creciendo y sonriendo, porque sabe que en tierras de paso o se viste con escudo y espada contra el mal o perece bajo sus sombras. Así que si te pasa lo que lees ¡ANÍMATE! y estrategia, nada de hundirte ni quedarte sentadito (a) con miedo o llorando porque te hacen daño. Y si deseas llorar ok, hazlo para desahogarte, pero que no te deje sin ideas, sin garra, sin fe y sin moverte, eso jamás. Y recuerda que en oración activas luz a tu mente, alma y corazón. Los dejo reflexionando y espero que tomen decisiones que los hagan vivir más en paz Ahora les dejo esta bella melodía que me hace feliz y serena mis antenas y tercer ojo que jamás anda quieto. Ya saben que desde Zéfiro siempre encontrarán palabras para sanar, consuelo y música especial para acariciar sus corazones.

Que tengan una linda semana, fuerza a los sueños, luz para sus proyectos y ángeles para el camino Manjari (Bendiciones)]]>

MI JEFE ES FLOJO E INCAPAZ (POST 82 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)

Queridos amigos, el tema de hoy es “Mi jefe es flojo e incapaz” y va dedicado con mucho cariño para Francisco, Ignacio, Paola, Cecilia y Mercedes, quienes que pidieron este post a gritos. Hay un dicho que dice “El muerto se hace pesado cuando hay un tonto que lo cargue” y hace alusión específicamente a todo tipo de abuso que puede cometer una persona sobre otra u otras. Hoy veremos desde Zéfiro como se da en el campo laboral y cómo lidiar con ello. Agárrense de la silla esos jefecitos rascas y dispersos, que este post les sacará roncha a más de 100, de eso, estoy segura. Perfil del jefe flojo en incapaz 1.- Es impuntual.- Bajo el pretexto de mandar llega a la oficina cuando le da la gana y hace uso del celular o nextel para ordenar desde donde este divagando o sabe Dios que haciendo, todo tipo de tareas que debería empezar a realizar él (ella) misma. Y ojito porque sus pretextos y mentiras comunes son: – estoy en una reunión importante – tengo que llevar a un familiar al médico – he amanecido resfriado y con fiebre – preparo un informe que solo puedo hacer con calma en casa. Y en realidad anda tirado en su cama, de paseo con el novio o la novia, de tiendas, en fin, tonteando, de vago (a) porque tiene el respaldo de algún ingenuo o débil gerente que lo apaña en su vagancia o porque es como él (ella). 2.- Es intolerante, echa la culpa de sus errores al resto: Cuando siente que las cosas no salen bien busca un culpable, puede increparle errores insólitos y aunque por dentro sepa que es su culpa, jamás lo va a reconocer. Y por lo general grita, hace muecas a todo el personal a su cargo. Si lo analizan con calma, arma un show para llamar la atención, es una forma de decir: el jefe (a) está enojado, uy que miedo, todos los culpables a temblar. 3.- No se prepara y no renueva conocimientos: Estudiar, leer, y todo tipo de actividades intelectuales que impliquen un esfuerzo y mejorar no le van al jefe (a) incapaz y flojo porque suele ser inculto, no lee ni condorito, mucho menos tiene ganas de mejorar porque cree que con su cartón universitario de hace mil años y su super puesto no necesita más. Pero si necesita de conocimientos nuevos para clientes nuevos o emergencias, no es tonto (a), para eso ha reclutado su gente especial, esa que llama “nerds, chancocitos”, etc, a los cuales con halagos baratos les encarga lo que él (ella) debía de hacer. 4.- Es altanero (a) y déspota: La pose, el aparentar y las ganas de llamar la atención son parte de las características del jefe llamado light. Saluda solo a los de su rango, mira por encima del hombro , es despectivo (a), clasista y racista, jamás se atreverá a ser gentil con gente de menor jerarquía. Y es que cree que ser jefe es sinónimo de ser inhumano, pero además de ello, carece de humildad. Mucha gente detesta su trato y su presencia, pero se tragan su indignación, no lo enfrentan, aguantan tontamente todo tipo de trato injusto, como si fuesen esclavos o sintieran un miedo que los paraliza. 5.- No es solidario con los trabajadores: Si existe dentro de la empresa alguna emergencia o problema con alguno de los miembros, el jefe no se inmuta, es reacio a compadecerse del dolor ajeno, considera que su empresa pierde con la falta de alguien por salud; el jefe no posee el valor de la compasión y lo disfraza con el hecho de no poderse detener ante dolores ajenos. ¿Qué hacer con un jefe así? 1.- Enfrentarlo con educación: Si lectores, tal como leen. No es justo que un ser que no respeta a los trabajadores sea tratado como deidad, nada de eso, hace falta tomar una actitud resuelta y clara. – Lo primero que recomiendo es jamás dejarse gritar, eso nunca. Si su jefe o jefa lo hace pues expresen su fastidio con frases como: “Señor, si ud es un hombre educado, no comprendo por qué me levanta la voz, no se lo voy a tolerar” y si el jefecito grita más pues lo correcto es decir “Ok, si ud es así, yo no tengo porqué escuchar algo que me mortifica y no me parece justo, así que fin de esto , tengo derechos laborales y los conozco, y uno de ellos es no permitir abusos” Sé que muchos dirán que no se atreven por miedo a ser despedidos, pero la verdad recomiendo hacerlo, hacerse respetar. Puedo contarles que yo lo he tenido que hacer hasta en 4 oportunidades y ha sido lo mejor, no solo no han podido maltratarme sino que he logrado mucho respeto de parte de mis jefes y con el tiempo llegar a acuerdos importantes para las empresas en las que laboré y laboro. 2.- Poner en claro los roles: Es decir, si los contratan para un oficio en especial, no tienen porqué hacer otras actividades que le corresponden al jefe o a otros. Hay que ponerlo por escrito si es posible zeferinos, nada de permitir que abusen de sus talentos y menos sin pagarles, a sacar esa personalidad equilibrada que se atreve a valorarse, se aprende y ayuda a vivir mejor. 3.- Quejarse en grupo: Si pese a los reclamos personales, el jefecito (a) flojo y cruel, no mejora, pues existen cargos más elevados donde es posible dejar las quejas. Y soy de las que piensan que la unión hace la fuerza, así que en mancha acudan a los jefes máximos. Muchos cobardes en la oficina esperan que otro lo haga, pues no lo permitan, hagan saber que esa persona que no se queja no opina, que ustedes desconocen su posición y que los jefes se encarguen de averiguar. Y cuando reclamen, háganlo con pruebas, papelito manda decía el dicho no?, pues bendito dicho, así que a guardar memos, emails, y todo tipo de pruebas donde se demuestre que el jefecito (a) actúa de manera indebida ¿les parece temerario lo que digo?, Pues Zéfiro es un blog que se dirige a gente que desea mejorar y sobre todo valiente, los quejositos que viven lamiendo su pena o mirando por la ventana a la espera de la solución del cielo sin esfuerzo no son zeferinos, o sea no son de mi bando, solo me queda orar por ellos (as) No necesitan ser violentos para hacerse respetar en cualquier esfera de la vida, pero no pueden permanecer callados ante las injusticias como la mayoría. Para que exista un abusador (a) debe existir gente pusilánime que decide serlo y la gente culta y sensata sabe a dónde va y lo que es correcto y decente y desecha todo lo que no lo es sin temor. Y si algún día les toca asumir una jefatura, recuerden que no necesitan disfrazar la personalidad, y mucho menos es correcto que maltraten u olviden su rol como seres humanos. Un jefe sin valores no es respetado ni mucho menos tomado en cuenta, tendrá que cargar con el peso de su conciencia por maltratar a los demás. Y hago un alto para enviar un abrazo a mis jefes y ex jefes, con los cuales mantengo una estupenda relación y los valoro y respeto por su don de gente y valores, así como por la capacidad de saber escuchar y rectificar errores. Les dejo esta bella canción clásica para que les acompañe la mañana.

Que tengan un día lleno de paz y sobre todo donde logren hallar aquellas actitudes que deben mejorar para alcanzar la madurez y sensatez. Manjarí (Bendiciones) ]]>