Queridos amigos, el tema de hoy es “Psíquicos o sensitivos” y va dedicado con mucho cariño para Daniel, Olga, Carito y Fernando a todas las personas interesadas en la investigación y el mundo de lo paranormal.
Siempre ha sido materia de investigación conocer acerca del mundo de lo paranormal y en esta oportunidad les presento algo de la historia de personajes que fueron investigados y marcaron precedente por las facultades paranormales o dones con los que nacieron para el servicio de los demás.

Les entrego este tema porque como investigadora he tenido la suerte de conocer a un grupo de personas con tales talentos, estar cerca de ellas y considero que nada ocurre por azar y si bien la percepción es una facultad que pueden desarrollar todos, pocos saben lo que implica vivir con una facultad de este tipo en el día a día.

Si bien existen muchos escépticos, farsantes y gente que abusa de la buena fe de los demás, existen personas que nacieron con una sensibilidad especial para percibir situaciones del pasado, futuro e incluso “leer el alma”, frase con la que se menciona a personas de elevada espiritualidad dotadas de un “don”, “carisma” que involucra profunda responsabilidad, entrenamiento para manejar las emociones y criterio para servir. Hoy les presento algunos datos de los más importantes “paragnostas” que ha conocido públicamente el mundo. Y sin duda, hay varias personas más con estas capacidades y cada una de ellas las intenta usar del mejor modo, mientras que otras se irán conociendo en eventos especiales, tal vez cuando sea inevitable porque es necesario para un bien mayor.

1.- Stefan Ossowiecki: Paragnosta (psíquico) polaco nacido el 14 de febrero de 1935, quien fue uno de los clarividentes más reconocidos y dotados del siglo XX. Había heredado sus capacidades de su madre. Entre sus habilidades figuraban:
– Tocaba objetos y podía reconocer la época a la que pertenecían, el perfil emocional y físico del dueño.
– Describir con claridad el pasado y futuro de las personas mirándolas o solo cuando recibía el nombre de la misma
Ossowiecki podía leer los pensamientos de los demás desde su primera infancia. En el instituto de ingeniería de Petrogrado (San Petersburgo) donde estudió, sorprendía a sus profesores contestando preguntas que estaban escritas y encerradas en sobres, sin tener que abrirlos.
Ossowiecki podía producir golpes y podía mover objetos telequinéticamente.
La mayoría de las personas con las que se encontraba, no tenían secretos para él. El conocía sus pensamientos más íntimos, y por otra parte podía leer el pasado, el presente y el futuro de los mismos, como si estuviera delante de un libro abierto.
Sus poderes eran más psicométricos(capacidad de visualizar el entorno de un objeto al tocarlo) que clarividentes.
Fue encarcelado por los bolcheviques al desatarse la revolución rusa, por suerte, un amigo suyo de la juventud que participaba en la revolución bolchevique contribuyó a que fuera liberado.

Después de huir de Rusia se establece en Varsovia (Polonia), empieza a ofrecer sus servicios como ingeniero químico y a la vez sus servicios de clarividencia para ayudar a la gente. Pronto también empezará a frecuentar los mejores círculos de la sociedad polaca y a recibir visitas de personajes de la sociedad polaca. Una de las personas que lo visita asiduamente es el mariscal Josef Pilsudski al que sobre todo le preocupa el futuro del país que rige, Polonia
Asimismo, recibía visitas de destacadas personalidades del mundo de la literatura como el premio nobel de literatura(1924) Wladyslaw Reymont,Stefan Zeromski, los docentes Zamoyskis, eminentes profesores, actores, cantantes, numerosos miembros de la aristocracia polaca, así como gente corriente, todos con sus penas y problemas cotidianos. El suceso que le hizo especialmente famoso fue la identificación del saboteador que mezclaba limaduras de hierro en el chocolate producido por el chocolatero Wedel.
El multimillonario Rothschild también precisó de sus servicios. A la muerte del padre de la familia del empresario, el primogénito de la familia no podía encontrar el testamento de su padre que le otorgaba los derechos para heredar toda la fortuna. Ossowiecki logró encontrar el lugar donde estaba oculto el testamento. El millonario le ofreció a Ossowiecki una importante suma de dinero por haber encontrado el lugar donde estaba el documento que Ossowiecki rechazo diciéndole: ” Yo me gano mi pan con el oficio de ingeniero y no debo vender lo que se me ha concedido en esta vida como un obsequio”.

El edificio donde vivía estaba muy cerca de los cuarteles generales de la Gestapo en la avenida Szucha y los oficiales nazis le “invitaron” a que les hiciera participes de sus previsiones para Alemania No se sabe lo que les dijo.
Se sabe que poco después del estallido del alzamiento de Varsovia Ossowiecki dijo :“He visto que ocurren terribles sucesos a lo largo del río Vistula. También me preocupan. Se que voy a sufrir una muerte trágica pero he tenido una vida tan maravillosa”. Y añadió “Yo tengo que morir y nadie va a encontrar mi cadáver“.El edificio donde vivió Ossowiecki fue quemado durante el alzamiento. Todos los efectos personales que pudiera haber en ese piso fueron destruidos.
Los alemanes ejecutaron a Ossowiecki y a otras personas en la prisión de Szucha el 5 de agosto de 1944. No se sabe que sucedió en sus últimos momentos de su vida, con su cuerpo, ni con la pequeña caja que llevaba consigo, con algunos documentos donde había escrito sus predicciones sobre el futuro de Polonia y de su gente, así como el manuscrito o libro que se titulaba “Los inmortales“.

2.- Peter Hurkos: Nació en Holanda el 21 de mayo de 1911 y nació con una extraña protuberancia en el cerebro y fue una persona normal hasta los 32 años, edad en la que al tener una caída se golpeó fuertemente el cerebro precisamente en la zona de la protuberancia. Quedó inconsciente durante algún tiempo y cuando despertó su vida cambió por completo.
Cuando fue trasladado a su habitación y pudo observar a su compañero al mirarlo le dijo: ¿Por qué has rodado el reloj de tu padre?. El extraño paciente lo miró con rostro desconcertado porque horas antes había robado el reloj de oro de su padre.
El llamado hombre con la vista de Rayos X” Poseía el don de descifrar casos que volvía loca a la policía. Al principio, los representantes de la ley se mostraban incrédulos pero conforme avanzaban las investigaciones no les quedaba más remedio que quitarse el sombrero ante quien les solucionaba casos en los que difícilmente darían con él o los responsables de haber cometido los delitos.

Durante la segunda guerra mundial, Hurkos colaboró estrechamente con los grupos de resistencia. Los patriotas holandeses comenzaron a desconfiar de un nuevo miembro que acababa de ser aceptado en sus filas.

Conocedores de la habilidad paranormal de Peter, le consultaron el caso y él pidió una foto de ese personaje. Pasó sus dedos sobre la fotografía, meditó unos momentos y luego exclamó: “Veo a este hombre con uniforme de oficial nazi”. De inmediato comenzó una observación exhaustiva hasta que el sospechoso fue agarrado infraganti transmitiendo información al Tercer Reich.

En el mes de agosto de 1951, la ciudad holandesa de Nijmegen se vio asolada por una serie de incendios. La policía sabía que eran provocados, sólo que no tenía pruebas para detener a los responsables.

No eran suficientes los más de 200 hombres que vigilaban la comarca porque los incendios continuaban devorando graneros, casas y puentes. Una noche, en la que Hurkos caminaba por una calle con un amigo, le vino a su visión (clarividencia) que estaba por iniciarse un incendio que devoraría la casa de una familia llamada Janson. De inmediato, se dirigieron a la comandancia de policía para señalar el caso pero cuando llegaron, ya éste había sido reportado.

Además de mostrarse escéptica la policía, comenzó a ver al clarividente como sospechoso. Pero Peter cerró los ojos para dar una demostración de su “don” y comenzó a describir el contenido de uno de los bolsillos del pantalón de policía logrando incluso dar la marca semiborrada del lápiz que se encontraba entre esos objetos.

Esto marcó la pauta para que los escépticos policías comenzaran a creerle. Lo primero que pidió fue que lo llevaran a la escena del siniestro. Localizó entre las cenizas un mango de destornillador chamuscado. Lo mantuvo unos momentos en sus manos y dijo: “Hay que buscar a un muchacho, un adolescente”.

Después de observar los archivos de todas las escuelas de la ciudad, Hurkos señaló a uno diciendo: “Este es. Con él quiero hablar”. Había señalado al hijo de uno de los hombres más ricos del pueblo. “Esto es absurdo”, gruñó el jefe de la policía. Pero el clarividente siguió diciendo: “En el bolsillo le encontrarán una caja de cerillos y en la otra una botellita de líquido para encenderlos, sólo que él no fuma”.

El muchacho fue llevado a la delegación policiaca y de inmediato negó todo. Pero Hurkos dijo: “Levante su overol y muestre su pierna izquierda a la policía, ya que todavía lleva los rasguños que se hizo cuando rozó la cerca de alambre al escapar del fuego”. Efectivamente, ahí se encontraban esas huellas y el muchacho acabó confesándose culpable de los incendios. Como era de esperarse, los periódicos publicaron en sus primeras planas el caso, y la forma en que descubrieron al incendiario.

En diciembre de 1950, la Scotland Yard se vio precisada a contratar los servicios de Peter Hurkos. Se encontraba sin pistas para recuperar la Piedra de Scone, que había sido robada de la abadía de Westminster.

Al llegar a Londres, pidió a la policía que lo llevaran a la escena del robo y que le dejaran tocar todo. Después de husmear varias horas estudió huellas de pisadas dejadas por los ladrones. Luego, trazó una ruta que habían seguido los rateros, y curiosamente, nunca había estado en Londres pero el mapa checaba exactamente con la ciudad.

Dijo que se trataba de cuatro hampones; tres hombres y una mujer. A los tres meses fueron capturados y coincidían con la descripción del clarividente.

En 1958, Peter Hurkos fue llevado a los Estados Unidos de Norteamérica para ser analizado y tratar de descubrir su “don”. Ante los especialistas de la mente les dijo que no sabía cómo le llegaban las imágenes y los expertos nunca supieron conocer el porqué de ese fenómeno paranormal.

3.- Gerard Croiset nació el 10 de marzo de 1909 en Holanda, hijo de padres judíos. Sus dones despertaron antes de los seis años. No tuvo una niñez feliz; había sido desantendido por su madre y enviado a varios orfanatos y hogares sustitutos donde era maltratado emocionalmente y si contaba de sus visiones a sus profesores era castigado y humillado.

A los treces años dejó la escuela y se comenzó a desempeñar en una serie de oficios y un cliente le presentó a unos espiritualistas locales que lo ayudaron a entrenar y lidiar sus facultades y de 1937 a 1940 su reputación como psíquico era notable.

De niño fue salvado de morir ahogado por unos niños y tal vez por ello, una de sus mayores labores fue ayudar a encontrar personas desaparecidas y ahogadas. Tenía facultades para la psicometria (facultad paranormal de conocer hechos de personas o situaciones tocando objetos de las mismas o a la persona).
Otra de sus habilidades era la de transmitir energía con las manos para sanaciones y así fue que se ocupó de tratar soldados heridos en la segunda guerra mundial.

En 1945 acudió a un congreso de parapsicología donde fue sujeto de estudio y tras varios meses de pruebas a las que fue sometido se concluyó que era uno de los psíquicos más notables del mundo. El informe fue dado por el investigador paranormal Willem Tenhaeff

Luego de ello, Croiset se dedicó a colaborar enormemente con la policía y resolvió crímenes por lo menos en media docena de países, localizó documentos perdidos para oficiales públicos y ayudó a eruditos e investigadores a develar misterios de manuscritos históricos. Su gran pasión era encontrar niños perdidos y realizó muchas lecturas psíquicas por teléfono porque le bastaba escucha la voz para leer el alma de quien lo llamaba.

Croiset escogía por intuición los trabajos en los que le solicitaban sus servicios. Decía que sentía una vibración por dentro y no aceptaba pagos por sus visiones psíquicas, aunque si aceptaba donaciones para la clínica de sanaciones que abrió, la misma donde trataba más de cien pacientes al día con su hijo, quien había heredado gran parte de sus capacidades.
Lograba ver cuando un paciente se había enfermado por causas de origen psíquico asociadas con experiencias pasadas y ocasionalmente también trataba animales enfermos.

En 1953 se creó el Instituto de Parapsicología de Utrecht en Holanda y fue nombrado su director.
Croiset murió el 20 de julio de 1980 y su clínica de curaciones se mantiene vigente a cargo de su hijo y diversos psíquicos de otras nacionalidades colaboran allí.

En Latinoamérica y específicamente en nuestro país también existen personas con tales capacidades y actualmente este tema será uno de los capítulos de una nueva investigación que preparo sobre el tema fenómenos paranormales en el Perú.

Cabe resaltar que la mayoría de los también llamados sensitivos han manifestado en entrevistas a quienes se las han otorgado que vivir con este tipo de facultades es una enorme responsabilidad y pese a que muchos pueden pensar que resulta un privilegio, día a día tienen que lidiar (cuanto más fuerte es su facultad) a vivir luchando por no perder la capacidad de sorpresa, situación que resulta duro, doloroso, complejo y un reto de fe y tolerancia. Por tanto, varios de ellos llevan sus capacidades ocultas y buscan ayudar de manera prudente y con tino para intentar tener una vida normal.

Sacerdotes dedicados a la práctica del exorcismo como el renombrado padre Amorth (exorcista del vaticano) tienen entre sus principales colaboradores a sensitivos, quienes los ayudan a veces solo por teléfono a develar dolorosas experiencias en la vida de personas enfermas o dañadas. Y quienes se dedican al servicio suelen ser personas de profunda fe y valores para no perder el equilibrio ni la paz interior.

Considero que este tipo de talentos es otorgado por el creador para servir y si bien para millones de personas resulta un misterio, existen científicos, filósofos y místicos dedicados al entrenamiento y guía de este tipo de personas, quienes pueden resultar claves para otorgar un mensaje en el momento apropiado. El psíquico puro no usa necesariamente herramientas o el uso de oráculos para predecir y ver más allá se asemeja a un sentido más. En la vida de todos los personajes mencionados les bastaba con mirar, tocar un objeto y en otros solo escuchar un nombre. Dentro del mundo religioso un famoso paragnosta fue el padre Pío, quien además padeció dolorosos estigmas y brindó infinito consuelo y amor a las personas de más necesitadas que tuvo la oportunidad de auxiliar.

¿Sorprendidos?, ¿espantados?, ¿confundidos?: Recuerden que un sensitivo es una persona en apariencia normal, pero siempre tendrá características particulares al mirar, hablar y hasta en la forma en que guarda silencio o se desplaza y le toma por años de entrenamiento emocional aprender a lidiar con un don que por momentos no sabe si pensar que es un regalo del cielo o solo una fuerte misión que por momentos daría lo que fuese por no poseer. Puede ser hereditaria en un porcentaje elevado de una familia o nace uno en tres generaciones seguidas y descubrirlo desde pequeños ha resultado algo difícil con lo cual lidiar porque en miles de ocasiones deben de callar por prudencia y en otras ocasiones, la lucha constante y responsabilidad de hasta donde pueden intervenir con sus habilidades implica tomar decisiones en segundos que pueden marcar la vida de una o muchas personas.

En otros post les mostraré la vida de las mujeres paragnostas más importantes del mundo; también hay niños, pero con los años irán conociendo seguramente de ellos cuando les sea inevitable por el servicio que realizan. Les entrego este tema porque los tiempos van cambiando, se irá conociendo cada día más del tema y si alguna vez tienen un niño sensitivo en casa aprendan a reconocer que si observa y expresa algo en especial y acierta deben tratarlo con mucho cuidado para no herirlo y buscar comprender su naturaleza sin amordazarlo, y por el contrario, ayudarlo a vivir con ello atenuando el dolor que de por si implicará llevarlo por siempre consigo.

Dicen las escrituras, quien puede leer un alma es porque sabe escuchar con absoluta entrega los designios de Dios y sabe que jamás estará solo.

Ahora les dejo esta melodía para que los acompañe, espero les agrade.



Que tengan una excelente semana y los ángeles los acompañen en sus proyectos, sueños y decisiones.
Manjarí (bendiciones)

VIDA DE PSÍQUICOS O SENSITIVOS (POST 4 DE FENÓMENOS PARANORMALES)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *