Queridos amigos de Zéfiro. Luego de unas semanas de intensas actividades estoy de vuelta para ustedes con los temas que estaban en la lista de sus peticiones. El tema de hoy es “Un amor de consuelo” y va dedicado para Victoria, Mónica, Lucio y Julio, quienes esperan este post.

He observado sin asombro, pero si con lástima y por momentos indignación, como cada vez más crece la infidelidad consciente en las personas, pero no existe sentido en elevados porcentajes de conciencia y mucho menos deseos de pisar la realidad.
La fidelidad es una decisión, un valor y no pasa por el solo hecho de estar comprometido (a), casado (a). Se trata de respeto a la otra parte, al creador y a sí mismo, porque no fuimos creados para manchar a la sangre y mucho menos vivir doble vida teniendo un hogar.

JUSTIFICACIONES DE LOS DÉBILES PARA SER INFIEL

– Sentirse infelices en el matrimonio o con la pareja dentro de la convivencia cotidiana.
– Vivir junto a la pareja por temas económicos, pero cada uno en una habitación fingiendo para el qué dirán, pero si decisión de romper la relación por desacuerdos y usar a los hijos de pretexto.
– Estado de depresión y necesidad de afecto tras sentirse abandonado (a) por la pareja.
– Frustración y deseo de venganza al notar que antes su pareja le fue infiel primero
– Conoció tarde al “amor de su vida”, pero no pueden evitar contradecir sus sentimientos y no poseen fuerza.
– No tengo dinero para irme de casa, pero me siento solo (a) y con esa persona me siento mejor, mi vida es más llevadera.

En el caso de damas con tendencia a la dependencia afectiva, como lo he explicado en algunos post y ampliamente en mi libro “reo sentimental”, las personas que padecen esta enfermedad son tan susceptibles a las palabras bonitas, a caer en estados de ilusión pasional por baja autoestima y necesidad de recibir afecto.
Millones de personas débiles y dependientes no son capaces de mirarse, no poseen aversión ante la o las personas que les ofrecen “relaciones ilícitas”, mienten con descaro y llegan a casa, miran a sus hijos a los ojos con frescura y no les interesa si se inmiscuyen en un matrimonio, porque siempre dicen: “ellos están separados, aunque viven juntos o ya no viven juntos aunque siguen casados”.
Y yo siempre les digo en terapia ¿y eso qué?. Si sales con una persona casada, separada, pero con compromiso, sigues siendo “amante”, haciendo algo incorrecto, porque no respetas a esa familia, a esos hijos y mucho menos, a ti mismo (a). Y en esta vida no es empieza nada con mala base y menos sin valores, porque nada que se construye en la mentira es limpio ni da buenos resultados.

Y que impresionante es notar como las personas que ejercen antivalores se acostumbran a ellos, a no ser decentes y caminar por la vida como venga, con el vaivén de los acontecimientos y haciendo de las relaciones ilícitas parte de su rutina. En otros casos, los infieles obsesivos “imaginan” y sueñan con que su amante se divorciará y esperan años algo que jamás llega y nunca asumen que han sido usados (as) con total egoísmo, pero lo permiten, lo aceptan, más el ego es el motor que contamina el alma e impide la honestidad.
Infieles en oficinas, a la salida del trabajo, en los tiempos de pausa. Infieles por chat, escribiendo desde redes sociales falsas, ingresando a las famosas aplicaciones calientes como “Tinder”, esa donde se ofrece sexo al paso y se corre peligro de conocer a personas complejas.

He visto y escuchado muchos testimonios de pacientes de coach emocional que tras conocer a una persona en Tinder, ingresaron a una relación afectiva con la creencia de que esta sería buena. Sin embargo, al mes o dos con esta nueva persona en su vidas, llega la verdad y se dan cuenta de que han sido engañados (as), esa persona sigue en conquistas por redes, tiene pareja o sencillamente es una persona con necesidad de ir a la caza de víctimas para manipular, doblegar y así sanar algún complejo de apariencia, vengarse de episodios de infancia o de la pareja y su maltrato sin que esta lo sepa.
Por otro lado, crear escenarios de fantasía es el consuelo de personas sin aplomo, sin valores, sin fuerza y sin capacidad de asumir sus problemas interiores y con profunda incapacidad de amar de modo genuino y con respeto.

También he observado a damas y varones que mantienen una relación matrimonial por dinero, esperando una pensión, que la pareja les compre un departamento, un auto o les brinde una pensión. Mientras tanto, se consuelan emocionalmente con “pareja ilícita”, que muchas veces termina siendo amistad del esposo o esposa. Y todo se torna tan sucio, tan bajo, tan ruin, pero estas personas sencillamente no poseen capacidad de mirarse en el error.
Por ello, es también interesante como cuando el tiempo pasa y estas personas que han sido infieles desean ya rehacer sus vidas, concluyen un matrimonio legalmente y como debe ser, luego notan que no consiguen una pareja ideal o buena, sus amantes suelen apartarse, se quedan con las manos vacías y encima consideran que han tenido mala suerte y le echan la culpa a Dios.
Por ello Zeferinos, los invito a la reflexión, corto es el camino como para existir siendo deshonestos, porque en esta vida se tienen lo que se merece y de nuestras siembras depende la cosecha. No es cierto el mito de que los hijos sufren muchísimo tras una ruptura, sufren mucho sí, pero ante la mentira, al ver a los padres pelear, levantar la voz o comer con ellos y notar que ni se miran ni se soportan. También sufren cuando los padres toman bandos e intentan que estos salgan a favor de una de las dos partes o se lo pasan hablando mal de la ex pareja.

Y lo peor es que estos hijos crecen creyendo que es normal vivir en desamor y por ello miles de damas o varones elijen parejas que solo los maltratan y son evasivos en el afecto. Porque una cosa son las separaciones y divorcios por problemas de incompatibilidad insostenible y otra por maltrato consciente psicológico a la pareja.
Mujeres atadas y aferradas a su letrero de esposa aunque sus esposos les hayan dicho que no las aman, pero qué importa, si la meta es que él o ella no se vaya con esa otra persona por ego total y venganza. Y también tenemos personas atadas a la esperanza enfermiza y falsa de que esa persona que los elije de amor a escondidas terminará por quedarse a su lado; corre el tiempo y un buen día, se descubre que hay muchas verdades que no se quiso asumir.

A todas las personas que leen este post les digo. No pueden forzar los sentimientos así hagan terapia de pareja, sino admiras a quien es tu pareja o con quien estas casado (a), no existe buena comunicación, lo has intentando todo y pese a ello te sientes peor, infeliz, entonces toca aprender de esa relación e irte antes de ser incorrecto (a) sin condenar a la otra persona a ser infeliz a tu lado o caminar siendo incorrecto (a).
Elegir ser amante, mentir, caminar por la vida en la burbuja de la fantasía es la opción y cárcel emocional de los débiles sin valores inscritos en el alma que hacen de la mentira una necesidad por egoísmo, por cobardía, por miedo a ser alguien limpio (a) y también por ego para demostrarse que se puede tener a quien sea al lado. Y nadie tiene derecho de ir por la vida eligiendo personas para usar, manipular y doblegar, pero eso lo descubren tarde quienes cayeron en la trampa de personas bajas que les ofrecieron amor falso.
Además deben tener claro que amar es un aprendizaje y decisión y pese a que nadie es perfecto, para amar se necesita honestidad, humildad, respeto y la convicción de que no se elige a nadie para burlarse de los sentimientos. Sin embargo, las personas que ejercen deshonestidad en estas esferas y en otras, generalmente pasan el trago amargo de no sentirse felices a nivel afectivo ni en paz porque nunca están cerca de quien creen amar o porque solo eligen relaciones nocivas.

Más considero que las personas pueden elegir sanar, mirarse y dejar atrás la deshonestidad, pero desde la convicción y necesidad emocional de ser honestos para volver a empezar renovados, con la tolerancia y fe de que el creador los observa y sabe lo que necesitan y merecen. A veces, he observado que tanta de estar personas solo se topan con personas insanas y otras notan que nadie los toma en cuenta porque reflejan miedo de no ser amados.
El miedo a no ser amado lleva a las personas a tantos errores, a tanta necedad y les toca entonces aprender que no fuimos creados para ser deshonestos y todo en la vida tiene razones y nadie escapa de aquello que merece para bien o para mal.
Les dejo esta cancioncita que anda de moda y refleja algo de lo que viven estas personas en la burbuja del soñar sin pisar tierra y sin asumir que el amor no es algo bajo, sucio y ninguna verdad queda oculta bajo los ojos del creador.


Que tengan una bella semana, ángeles para el camino, luz para sus proyectos
Manjari (Bendiciones)

UN AMOR DE CONSUELO: LA EXCUSAS DE LOS INFIELES (POST 343 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)
Tagged on:     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.