LA IMPORTANCIA DE HACER USO DE TUS TALENTOS (POST 149 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)

Queridos amigos de Zéfiro, el tema de hoy es “La importancia de hacer uso de tus talentos. Y va dedicado para Milagritos, Johana, Tulio y Wilson, quienes esperan este post. Millones de personas viven bajo la auto exigencia emocional de creer que solo eligiendo una sola carrera podrán tener el trabajo soñado y no quedarse atrás en este mundo competitivo. Y así, notamos que las carreras de moda aparecen y desaparecen, porque la consigna es “que te de plata”. Y si bien trabajar hace digno al hombre, que triste es notar que tanta gente trabaja infeliz, de mal humor y que hace las cosas por hacer y con escaza eficiencia. Sin embargo, los quejosos (as) prefieren echarle la culpa a la mala suerte, a que no estudiaron lo que querían y se abandonan en todo sentido. Y desde Zéfiro los invito a reflexionar, mirarse y “ponerse las pilas” para renovarse y rescatar esos talentos y dones maravillosos que el creador ha colocado en ti para ser, servir y trascender. SOBRE TALENTOS Y DONES – Si eres infeliz con tu tipo de trabajo, pero necesitas el dinero, respira, pide fuerza al cielo cada día, se humilde para hacer lo mejor posible e intenta “ahorrar” para poder ir estudiando aquello que te interesa. Mas toma en cuenta que si no puedes pagarte tu carrera soñada ahora, si eres constante, podrás realizar cursos cortos y estudios útiles para tener ingresos extras. ¿haces tortas?, ¿tejes?, ¿dominas matemáticas? ¿bailas como los dioses?, ¿limpias como nadie?, ¿tienes paciencia amorosa con los niños y ancianos?, etc, etc Y de cada una esas interrogantes, sale en lo que eres bueno (a) y sino has descubierto tu talento, no lo harás, hasta que no te acerques a lo que pide tu interior y te hace sonreír. – No te compares con nadie, porque cada quien es un mundo y que disfrutes lo que haces es la clave para transmitir “bonita energía”, ser tomado en cuenta y poder hacer tus sueños realidad. – Imagina que para llegar a cada meta tienes que subir una escalerita de cierta cantidad de peldaños: La gente inteligente, valiente, constante y que trabaja con Dios en su interior es como una hormiguita infatigable, con mucha energía y sube peldaño a peldaño, hasta llegar donde lo ha planificado, pero si cedes a los agentes externos y esos pensamientos mala onda que atacan como moscas a tu mente no podrás avanzar jamás. – Nunca te compares con nadie y estudia lo que te hace feliz, así se burlen de ti, te digan que solo estudias y estudias, porque todo ineficiente y lento (a) por ocio es bueno (a) para criticar, pero como decía mi abuelita “pasa de largo, ignora y sigue siendo tú”, porque lo que eres y deseas transmitir lo ve el creador y es lo que cuenta. – No te avergüences de “empezar” desde algo sencillo, porque esas experiencias te hacen pisar tierra, saber afrontar los tiempos difíciles y pulir el temple. Y de monedita en monedita, si sabes usar el dinero con “juicio”, tendrás poco a poco lo que necesitas; el cielo lo sabe y para todo tiene fecha y mágicamente ocurren siempre sorpresas bellas para los hombres de fe genuina, trabajadores y limpios de corazón. – Si no tienes idea de para que michi eres bueno (a), camina por la ciudad y observa: galerías, plazas, tiendas, clases de muestra, lee mucho y abre los ojos y notarás que sabes más cosas de las que imaginas y en la sangre de los ancestros se lleva información que solo anda dormida, hasta que la despiertas maravillosamente. – Aléjate de gente ociosa, de chisme que vive del raje y lamento, porque no te ayudan y saca de tu vida todo lo que te paraliza para poder usar el tiempo de modo útil y vivir mejor contigo mismo (a). – Si estudias algo, se constante, practica y te abaniques con los cartones o solo te tomes selfies con estos, porque talento que no se pule, se va y es como magia que se perdió. – i posees ansiedad, depresión y para variar dependencia afectiva o apego a personita tóxica a nivel afectivo en tu vida, corre al terapeuta o lee mis libros de momento: “Reo sentimental”, “Lesiones de amor”, “Jaque mate al amor”, “Cómo aman ellos”, “Cómo aman ellos” y verás cómo cambia tu modo de pensar. – Jamás te avergüences de lo que eres si puedes mirar a los ojos sin avergonzarte porque te ganas la vida con ética y honestidad. Y no te preocupes de “la fama”, que lo importante es servir, dar, compartir y hacer feliz con tus talentos a los demás, ser útil; el resto, déjaselo al cielo y no te frustres por presionarte a competir con nadie, porque nadie es como tú, pero recuerda que los que brillan de verdad son aquello que usan talentos para hacer al mundo mejor. – Si te critican por un talento que posees, no olvides que no debes obsesionarte con algo y debes trabajar primero en poder pagarte ese estudio de lo que te gustas sin descuidar tu modo de generar trabajo para asumir tus responsabilidades, porque hay tiempo de sobra si sabes ser organizado (a). Y les cuento una anécdota del tema para que reflexionen: Hace unas semanas me dio una terrible y dolorosa nostalgia de extrañar a mis abuelas, a las dos, siendo la del lado materno, la que se me fue al cielo este año. Y bueno, no me gustan mucho los dulces ni postres, pero me dio un antojo de pena horrible de comer “mazamorra de chancaca” que hacía mi abuelita materna. Y recordaba que siempre me correteaba de niña para que la pruebe, porque yo le decía que después, que estaba leyendo o estudiando y tan bella ella, que me la traía calientita en una dulcera pequeñita que era solo para mí y me decía que el dulce era necesario para alegrar el corazón y yo volteaba los ojos, porque me hacia reír con su vocecita tan linda y sus frases que eran de colección. Jamás aceptó que no me gustara el chocolate y que me diera nauseas probarlo, pero hacia lo posible porque a veces fuese según ella, más normal y probase algún postre limeño, porque si no quedaría como ignorante. El asunto es que no tenía idea dónde vendían esa mazamorra aquel día, pero como soy periodista con contactos y antenas, en diez minutos supe donde la podía encontrar y terminé cómodamente ubicada en un puestito re lejos de mi casa, pero estaba en tal pena que “a la porra” y fui. Y bueno, probé tres cucharas, no era buenasasa como la hacía mi abue, pero agradable, y me quitó ese dolor de esas horas y como se me salían las lágrimas de recordarla, no puede pasar de probar esas tres cucharas. Sin embargo, cuando llegué al puesto de postres peruanos, me quedé pegada observando a la chica que justo acababa de sacar de una ollita, la mazamorra caliente y me dijo: “señorita, ha tenido suerte, así nomas no preparo esta mazamorra un día de semana, porque la piden poco. Y yo sonreí y le contesté: “Me imagino, pero como mis abues decían, si el cielo no soporta verte llorar, hace magia y aquí estoy y tú acabas de sacar del fuego la mazamorra que hacia mi abuelita caliente caliente para mí». La chica que tendría unos veinte años, cantaba feliz y servía en una dulcera el preparado. Y yo que no puedo con mi genio, le pregunté “¿quién te enseño a prepararla?, es un chambón y sonriendo me contestó?: “Mi abuela y vendo dulces desde los siete años, pero soy diseñadora de modas y a esta hora vendo mis dulces”. Me encantó su respuesta y le dije que debería crearse un fanpage para gente que gusta de ciertos postres antiguos y así, tendría pedidos. Y como esa chica, puedes usar alguno de tus talentos para trabajar y hacerlo con alegría, sin importar lo que opinen los que solo saben rajar porque no se atreven a nada y les falta años luz para ser humildes de corazón. Y estudia lo que tu corazón quiera sin ponerte a pensar que te critican, porque solo los que no se atreven a nada son buenísimos para meterse en lo que no les importa en lugar de ocuparse de sus asuntos. Vivir es un regalo, saber vivir, un acto de fe y compromiso emocional con la divinidad. Así que mis Zeferinos, salgan de ese letargo, depre y miedos que Dios está con todos y abre puertas a los que se atreven a mirarse y escuchar esa voz interior que les dice lo que deben de hacer para ser, servir y trascender. Les dejo esta cancioncita para que los acompañe y les haga recordar que siempre es posible “renacer” y llegar donde tu corazón quiera si posees fuerza, fe, constancia, voluntad, valores esenciales y compromiso emocional. Porque gente que trabaja en todo hay millones, gente que trabaja feliz, con ética se expresa en libertad, escaza. A mirarse la alma gente.

Que tengan una linda semana, ángeles para el camino, luz para sus proyectos. Manjari (Bendiciones) ]]>

«MI PADRE ME IGNORA» (Post 16 de inteligencia Emocional)

Queridos amigos el tema de hoy es “Mi padre me ignora” y va dedicado con mucho cariño a todos los alumnos y alumnas que me pidieron desde hace algunas semanas este post. El tema es delicado y complejo, pero desde Zéfiro veamos un poquito que tipo de panoramas conductuales frecuentes se presentan. 1.- Muchos hijos (as) han crecido dentro de una familia constituida legalmente, es decir, sus padres son casados, pero sienten que sus progenitores los ignoran, no muestran interés sobre lo que sienten y anhelan; la queja de la mayoría es que sus padres le dan demasiado tiempo al trabajo o simplemente no tienen real voluntad de hablar con ellos porque le dejan el asunto a sus madres. Y es que no hace falta estar separado de la esposa para ser el más ausente de los padres, sin que eso sea motivo de juzgar, pero si de analizar. 2.- Un segundo tipo de la ausencia paterna se da cuando los padres son separados o divorciados. Aquí el reclamo suele venir cuando el padre ha vuelto a casarse o tener pareja. Los hijos (as) no aceptan que su padre ha cambiado su vida y le echan la culpa de su ausencia a la nueva pareja del mismo. 3.- Un tercer tipo de ausencia paterna es la que se da en los llamados “padres solteros, quienes en la mayoría de los casos sino están separados de la madre tienen la patria protesta de los hijos, pero han encargado casi la completa crianza de los mismos a sus abuelos. A los chicos y chicas que viven algo así Zéfiro les dice: 1.- No juzguen a su padre, aprendan a comunicarse con él. Ustedes no son culpables de sus fallas, quizá ellos tienen problemas para manejar sus tiempos y por otro lado no logran manejar problemas, los mismos que los aturden y los hacen conocer más errores de la cuenta. 2.- Si tu padre está separado de tu madre no armes bandos, no decidas hacerle la guerra a tu progenitor, si ya eres un joven pensante date cuenta si tu madre te manipula para lograr de él lo que ella no pudo. Muchas mujeres que rompieron sus relaciones usan a sus hijos para vengarse del ex, y para ello le enseñan todo lo que deben decirles, siendo la exigencia económica una forma de venganza planificada mes a mes inventando niveles de necesidades inexistentes, las mismas que no serían justas y ellas inventan para dejar categóricamente “sin nada” al ex, así se aseguran de que viva en zozobra y si es solo, mejor aún. Jovencito (a) si reconoces que este es tu caso, defiende a tu padre y a su derecho de tener paz. Si tu padre está pendiente de lo que más necesitas, y sobre todo se comunica contigo y sabe ser apoyo emocional no es correcto que catalogues su amor en función a las cifras que te da. He oído chicos quejarse de sus padres porque no les dieron dinero para pagar un concierto de rock o porque no le compraron el polo de marca que querían. Y a ellos Zéfiro les dice: Cuando algún día trabajes y sepan el esfuerzo que significa ganar el dinero apreciaran con más amor y gratitud todo lo que tienen y serán más comprensivos. Una marca no hace a la gente, pero en este mundo de cabeza parece que muchos jovencitos quieren parecer letreros andantes por pose y presión de grupo. 3.- Si notas que tu padre es agresivo contigo o esquivo has algo como esto: Escríbela una carta siendo lo más sincero posible, diciéndole con justicia lo que te duele y te molesta de él y verás que algún cambio lento, pero seguro se dará. Hace poco un par de alumnitos hizo esto por sugerencia mía y fue lindo luego oírlos decir : “Profe mi padre me entendió, he hablado con él horas después de años y la pasamos super bien”. Y otro alumno me dijo casi lloroso: “Profe, mi papá me pidió perdón, no puedo creerlo, yo pensé que no me quería” Nadie nació sabiendo como ser padre, y tú, desde tu necesidad de comunicación y armonía con él puedes enseñarle así tengas ahora 18 o 23 años, nunca es tarde para aprender 4.- Si tu madre se la pasa hablando mal de tu papá no lo permitas, habla con ella, dile que por sus malos entendidos o fisuras con él no tiene derecho de envenenarte el alma con sus rencores, así como tampoco permitas que tu progenitor hable mal de ella. Sus líos deben resolverlos ellos sin que te tomen de escudo y sin un día los ves discutir fuerte delante de ti lánzate a decirles: Por favor la casa no es un ring de box, si quieren discutir háganlo en otro lado, y sino pueden parar busquen ayuda terapéutica, pero no me perturben, no tienen derecho”. 5.- Perdona los errores de tu padre porque es un ser humano y puede equivocarse. No te hace bien almacenar rencor sobre él y si a pesar del tiempo tu padre tiene problemas para establecer buenos lazos contigo ora mucho por él cada día, Dios hace lo que tiene que hacer en el momento que lo dispone, y ese momento siempre será para tu mayor bien. A los padres de aquellos chicos que logren leer este post Zéfiro les dice: 1.- Preocúpate no solo de las necesidades básica de tu hijo (a) como alimento, vestido y estudios, preocúpate de su alma, de inculcar valores y enseñanzas vitales para su desarrollo emocional, autoestima y espiritualidad. No pienses absurda y machistamente que esa labor es de las mamás. Ocurre que no siempre la madre de tus hijos puede ser siempre el mejor apoyo emocional para ellos y quizá tenga problemas como tú. 2.- Utiliza una agenda ordenada de tus actividades y no prometas a tus hijos estar presente en eventos a los que quizás no podrás ir por labores, pero háblales y enséñales en qué se basa su trabajo, sino lo haces es probable que tus hijos te mal interpreten y acusen siempre de actos negativos sin que haya sido tu intención causar malestar. 3.- Si estas separado de la madre de tus hijos y ya tienes una nueva relación, no pretendas imponer a tu nueva pareja a tus hijos como chantaje para darles dinero. Toma con calma las cosas y prepara el hecho de que la conozcan en las mejores condiciones emocionales para ambos. Es preciso primero que antes de que ese encuentro se de seas sincero con tu hijo (a) y le expliques que tu vida es otra y que si bien no estás más con su madre de pareja, no por ello has dejado de respetarla y apreciarla. 4.- Habla sinceramente con tu nueva pareja de tus hijos, explícale lo importantes que son para ti y no permitas jamás que ella intente apartarte de ellos, pero tampoco permitas que tus hijos conspiren contra ella, busca el equilibrio y la negociación constante. Recuerda que si tu nueva pareja te aceptó con tu pasado ello incluye que aprenda a ser comprensiva sobre tus hijos (as), así como que con el tiempo tus hijos logren respetarla como alguien que te hace feliz y a su vez con el tiempo ella logre verlos como parte de su familia también. 5.- Sino sabes como lidiar con aquella llamada rebeldía que tienen tu hijo (a) busca ayuda terapéutica, espiritual, lee libros de manejo de emociones y negociación filial, los hay excelentes y serán para tu mayor bien. 6.- No pretendas que el dinero pague tus ausencias por indiferencia o ira contra la madre de tus hijos, ellos no merecen que te vengues usándolos. Muchos hombres rechazan a sus hijos luego de que la madre de ellos decidió romper la relación y deciden no ver a sus hijos para vengarse de ella absurdamente. Si ese es tu caso recuerda que : “En tu vejez quisieras que tu hijo (a) esté junto a ti con amor, pero uno recibe en esta vida lo que merece, ni más ni menos, la exacta medida según tu siembra será tu cosecha. Aquí hago un alto para decirle a mi padre querido: Gracias por ser como eres, por hablar conmigo siempre , por tus mimos excesivos como si fuese niña aunque te diga que me desesperas , por discutir conmigo de manera tan divertida, por enseñarme a ser osada y valiente para alcanzar mis metas, por ser mi mayor crítico y por regalarme tus ideas originales, humor y entusiasmo para salir adelante, por engreírme al máximo y ser mi mejor cómplice en cada proyecto y locura en las que suelo incursionar. Y sobre todo, por dejarme ser como soy, por la mágica cultura que heredé de ti y por decir siempre : “Hijita, yo confío en ti” Dar lo mejor de sí es cuestión de aprender lo que se necesita para ser mejor, y nunca se termina de aprender. Chicos (as) y padres: Aprendan a mirarse por dentro, a comunicarse mejor y verán que su relación filial mejorará notablemente. Que tengan un día donde la luz del amor invada sus almas y mentes para tomar decisiones que necesitan para ser mejores hijos y padres cada día Manjarí (Bendiciones) ]]>