Queridos amigos de Zéfiro, el tema de hoy es “La importancia de hacer uso de tus talentos. Y va dedicado para Milagritos, Johana, Tulio y Wilson, quienes esperan este post.
Millones de personas viven bajo la auto exigencia emocional de creer que solo eligiendo una sola carrera podrán tener el trabajo soñado y no quedarse atrás en este mundo competitivo. Y así, notamos que las carreras de moda aparecen y desaparecen, porque la consigna es “que te de plata”.
Y si bien trabajar hace digno al hombre, que triste es notar que tanta gente trabaja infeliz, de mal humor y que hace las cosas por hacer y con escaza eficiencia. Sin embargo, los quejosos (as) prefieren echarle la culpa a la mala suerte, a que no estudiaron lo que querían y se abandonan en todo sentido.
Y desde Zéfiro los invito a reflexionar, mirarse y “ponerse las pilas” para renovarse y rescatar esos talentos y dones maravillosos que el creador ha colocado en ti para ser, servir y trascender.

SOBRE TALENTOS Y DONES
– Si eres infeliz con tu tipo de trabajo, pero necesitas el dinero, respira, pide fuerza al cielo cada día, se humilde para hacer lo mejor posible e intenta “ahorrar” para poder ir estudiando aquello que te interesa. Mas toma en cuenta que si no puedes pagarte tu carrera soñada ahora, si eres constante, podrás realizar cursos cortos y estudios útiles para tener ingresos extras.
¿haces tortas?, ¿tejes?, ¿dominas matemáticas? ¿bailas como los dioses?, ¿limpias como nadie?, ¿tienes paciencia amorosa con los niños y ancianos?, etc, etc
Y de cada una esas interrogantes, sale en lo que eres bueno (a) y sino has descubierto tu talento, no lo harás, hasta que no te acerques a lo que pide tu interior y te hace sonreír.

– No te compares con nadie, porque cada quien es un mundo y que disfrutes lo que haces es la clave para transmitir “bonita energía”, ser tomado en cuenta y poder hacer tus sueños realidad.

– Imagina que para llegar a cada meta tienes que subir una escalerita de cierta cantidad de peldaños: La gente inteligente, valiente, constante y que trabaja con Dios en su interior es como una hormiguita infatigable, con mucha energía y sube peldaño a peldaño, hasta llegar donde lo ha planificado, pero si cedes a los agentes externos y esos pensamientos mala onda que atacan como moscas a tu mente no podrás avanzar jamás.

– Nunca te compares con nadie y estudia lo que te hace feliz, así se burlen de ti, te digan que solo estudias y estudias, porque todo ineficiente y lento (a) por ocio es bueno (a) para criticar, pero como decía mi abuelita “pasa de largo, ignora y sigue siendo tú”, porque lo que eres y deseas transmitir lo ve el creador y es lo que cuenta.

– No te avergüences de “empezar” desde algo sencillo, porque esas experiencias te hacen pisar tierra, saber afrontar los tiempos difíciles y pulir el temple. Y de monedita en monedita, si sabes usar el dinero con “juicio”, tendrás poco a poco lo que necesitas; el cielo lo sabe y para todo tiene fecha y mágicamente ocurren siempre sorpresas bellas para los hombres de fe genuina, trabajadores y limpios de corazón.

– Si no tienes idea de para que michi eres bueno (a), camina por la ciudad y observa: galerías, plazas, tiendas, clases de muestra, lee mucho y abre los ojos y notarás que sabes más cosas de las que imaginas y en la sangre de los ancestros se lleva información que solo anda dormida, hasta que la despiertas maravillosamente.

– Aléjate de gente ociosa, de chisme que vive del raje y lamento, porque no te ayudan y saca de tu vida todo lo que te paraliza para poder usar el tiempo de modo útil y vivir mejor contigo mismo (a).

– Si estudias algo, se constante, practica y te abaniques con los cartones o solo te tomes selfies con estos, porque talento que no se pule, se va y es como magia que se perdió.
– i posees ansiedad, depresión y para variar dependencia afectiva o apego a personita tóxica a nivel afectivo en tu vida, corre al terapeuta o lee mis libros de momento: “Reo sentimental”, “Lesiones de amor”, “Jaque mate al amor”, “Cómo aman ellos”, “Cómo aman ellos” y verás cómo cambia tu modo de pensar.

– Jamás te avergüences de lo que eres si puedes mirar a los ojos sin avergonzarte porque te ganas la vida con ética y honestidad. Y no te preocupes de “la fama”, que lo importante es servir, dar, compartir y hacer feliz con tus talentos a los demás, ser útil; el resto, déjaselo al cielo y no te frustres por presionarte a competir con nadie, porque nadie es como tú, pero recuerda que los que brillan de verdad son aquello que usan talentos para hacer al mundo mejor.

– Si te critican por un talento que posees, no olvides que no debes obsesionarte con algo y debes trabajar primero en poder pagarte ese estudio de lo que te gustas sin descuidar tu modo de generar trabajo para asumir tus responsabilidades, porque hay tiempo de sobra si sabes ser organizado (a).

Y les cuento una anécdota del tema para que reflexionen: Hace unas semanas me dio una terrible y dolorosa nostalgia de extrañar a mis abuelas, a las dos, siendo la del lado materno, la que se me fue al cielo este año. Y bueno, no me gustan mucho los dulces ni postres, pero me dio un antojo de pena horrible de comer “mazamorra de chancaca” que hacía mi abuelita materna. Y recordaba que siempre me correteaba de niña para que la pruebe, porque yo le decía que después, que estaba leyendo o estudiando y tan bella ella, que me la traía calientita en una dulcera pequeñita que era solo para mí y me decía que el dulce era necesario para alegrar el corazón y yo volteaba los ojos, porque me hacia reír con su vocecita tan linda y sus frases que eran de colección. Jamás aceptó que no me gustara el chocolate y que me diera nauseas probarlo, pero hacia lo posible porque a veces fuese según ella, más normal y probase algún postre limeño, porque si no quedaría como ignorante.
El asunto es que no tenía idea dónde vendían esa mazamorra aquel día, pero como soy periodista con contactos y antenas, en diez minutos supe donde la podía encontrar y terminé cómodamente ubicada en un puestito re lejos de mi casa, pero estaba en tal pena que “a la porra” y fui. Y bueno, probé tres cucharas, no era buenasasa como la hacía mi abue, pero agradable, y me quitó ese dolor de esas horas y como se me salían las lágrimas de recordarla, no puede pasar de probar esas tres cucharas. Sin embargo, cuando llegué al puesto de postres peruanos, me quedé pegada observando a la chica que justo acababa de sacar de una ollita, la mazamorra caliente y me dijo: “señorita, ha tenido suerte, así nomas no preparo esta mazamorra un día de semana, porque la piden poco. Y yo sonreí y le contesté: “Me imagino, pero como mis abues decían, si el cielo no soporta verte llorar, hace magia y aquí estoy y tú acabas de sacar del fuego la mazamorra que hacia mi abuelita caliente caliente para mí”.
La chica que tendría unos veinte años, cantaba feliz y servía en una dulcera el preparado. Y yo que no puedo con mi genio, le pregunté “¿quién te enseño a prepararla?, es un chambón y sonriendo me contestó?: “Mi abuela y vendo dulces desde los siete años, pero soy diseñadora de modas y a esta hora vendo mis dulces”. Me encantó su respuesta y le dije que debería crearse un fanpage para gente que gusta de ciertos postres antiguos y así, tendría pedidos.
Y como esa chica, puedes usar alguno de tus talentos para trabajar y hacerlo con alegría, sin importar lo que opinen los que solo saben rajar porque no se atreven a nada y les falta años luz para ser humildes de corazón.
Y estudia lo que tu corazón quiera sin ponerte a pensar que te critican, porque solo los que no se atreven a nada son buenísimos para meterse en lo que no les importa en lugar de ocuparse de sus asuntos.
Vivir es un regalo, saber vivir, un acto de fe y compromiso emocional con la divinidad. Así que mis Zeferinos, salgan de ese letargo, depre y miedos que Dios está con todos y abre puertas a los que se atreven a mirarse y escuchar esa voz interior que les dice lo que deben de hacer para ser, servir y trascender.

Les dejo esta cancioncita para que los acompañe y les haga recordar que siempre es posible “renacer” y llegar donde tu corazón quiera si posees fuerza, fe, constancia, voluntad, valores esenciales y compromiso emocional. Porque gente que trabaja en todo hay millones, gente que trabaja feliz, con ética se expresa en libertad, escaza. A mirarse la alma gente.



Que tengan una linda semana, ángeles para el camino, luz para sus proyectos.
Manjari (Bendiciones)

LA IMPORTANCIA DE HACER USO DE TUS TALENTOS (POST 149 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)
Tagged on: