“LA DOBLE MORAL Y RELACIONES CLANDESTINAS DENTRO DE LA DEPENDENCIA AFECTIVA”

Queridos amigos, el tema de hoy es “La doble moral y relaciones clandestinas dentro de la dependencia afectiva”.
Si bien para ser infiel debe existir alguien con quien ejercer una relación clandestina e incorrecta, existe un punto muy fino dentro de la dependencia afectiva que ejercen miles de personas a conciencia, pero hasta que no lo admiten en terapia, no deciden sanarlo. Y desde Zéfiro abordaré como opera la mente de personas con baja autoestima, obsesivos (as) que caminan por la vida mintiéndose, dañando y dañándose.
Cuando una dama o caballero poseen baja autoestima, miedo a no ser queridos y a la soledad, maximizan situaciones tan comunes y cotidianas como el hecho de tomar un café con alguien. Parecieran esperar ansiosos (as) ese encuentro con alguien “prohibido” (a) porque es casado (a), conviviente o comprometido, pero no les importa en absoluto y, es más, de repente existe una relación solo de amistad, o conocidos o comercial, lo que fuese. El asunto que una de las partes o los dos terminan haciendo “de la fantasía” en sus mentes como una necesidad para respirar.
Me han visitado damas y varones que padecen de este estilo de vida y actitud. Y se les reconoce porque siempre poseen gestos y versiones dramáticas de hechos afectivos. Generalmente se han sentido no amados (as), los han dejado, no se sienten atractivos (as) y padecen problemas para socializar y tienen pocos amigos y viven amargamente infelices por no tener pareja, pero pasan crisis depresivas y postergan mucho sus metas.
EL SENTIDO DEL RIESGO Y DE LA AVENTURA LOS LLAMA
He escuchado cosas como “Fulano tal me invitó un trago por mi cumpleaños y yo creía que no se trataba de nada malo”. Y cuando yo pregunto ¿te parece normal que tu jefe casado te invite un trago de noche por tu cumpleaños de arranque sin que antes hayan tenido amistad o confianza? ¿no sería mejor y correcto que te hubiese agasajado con un almuerzo o cena sin mencionar la palabra trago de arranque por celular? Y la respuesta de estas damas ha sido con cabeza gacha: “tienes razón”.
Luego llega esa salida con trago o sin él y la persona infiel o conquistador (conquistadora) con quien han salido algunas veces, si ve vulnerable a su víctima termina por tocarla (o), darle de besos y abrazos para pasar el rato, para luego ni hablarse en semanas. Pero para los dependientes, una invitación natural puede parecerse a la meta soñada (maximizan todo) y se alimentan “del quizás”.
También ha ocurrido que alumnos se quedan prendados de sus docentes y se meten a todas sus clases para solo ver a ese profesor o profesora con la que sueñan (o con el que sueñan) y viven esos amores platónicos para sentirse vivos o conformarse hasta con el aroma de la persona cuando pasa.
Sin embargo, existen damas y varones que saben que “tientan al maligno” y se abrazan a este con todas sus fuerzas, por el solo hecho de recibir una migaja de atención de quien creen amar, pero con quien en realidad poseen apego enfermo y los lleva a cometer errores garrafales.
Me refiero a esas damas y varones que terminan en chats de todo tipo y calibre con personas con compromiso y no olvidemos a los “más solapas”, que se hacen amigos indispensables, consejeros, e incluso ayudan a su amigo (a) incorrecto en lo que le pida, porque son serviles y en su apego carecen de total escrúpulos.
Vulnerables a la palabra, a la ternura, a los detallitos, a los chats amorositos, a los regalos de comercio rosa. Gente que no pisa tierra, que no tiene valores puestos y en el fondo intenta llevar situaciones a su favor manipulando “a ver qué pasa” y se hace el milagrito, pero terminan como amantes o eternos sumisos (as) de alguien que necesita elevar el ego, vengarse de su pareja, demostrarse que tiene poder sobre víctimas. Y quien juega con el amor o lo intenta, siempre termina mal parado, a veces, destrozado y sin poder rearmarse para renacer.
Los dependientes más complejos de tratar son estos. Quienes viven de la fantasía, creando situaciones para recibir migajas con alguien especial, y pese a que lo saben, no lo asumen y no deciden mirarse ni sanar. Casos donde el jefe o jefa tiene un “entuerto platónico con alguien de menor rango”, casos donde una paciente acude a terapia para contar su vida, pero en el fondo va por su cuota semana, quincenal o mensual de trato tierno que le basta para sentirse especial”. Y es precisamente aquí que la persona con valores firme debe proceder con claridad y firmeza, pero hasta para ello toca tener honestidad de la real y ética profesional.
Como docente y coach emocional y en otros rubros de carrera que ejerzo conozco gente todo el tiempo y cuando he observado este tipo de actitudes en personas, suelo ser tajante, decírselos y poner cosas claras. Alguna vez alumnos y algunos pacientes hacen hasta apego con el terapeuta y corresponde derivarlos con un colega, pero explicando claramente que sus mentes y sus valores no andan bien puestos y en lugar de buscar sanar, se crean nuevas cárceles emocionales que los llevan a mayor depresión.
Por admiración, existe cariño hacia alguien y es natural y normal, pero de allí a caminar para “crear situaciones ocultas deshonestas”, existe una abismal diferencia y pasos claros a dar o no dar. Mas la cordura, mente clara y valores firmes es algo que posee la gente madura emocionalmente, íntegra que ni se le ocurre caer en situaciones extrañas de relaciones interpersonales turbias.
Las abuelas antiguas decían “Hay puertas que no debes abrir, porque no sabes si vas a salir” y tiene que ver con ese respeto a uno mismo, dignidad y valores que son tan necesarios en estos tiempos donde aumenta la deshonestidad descarada.
Y siempre recomiendo a mis lectores, pacientes, alumnos y seguidores lo siguiente: abre los ojos y si observas gente rara en tu camino tratando de manipularte, marca distancia tajante (así parezcas malcriado a) y recuerda que gente infeliz, tratando de consolarse de sus relaciones afectivas desgraciadas abunda, pero nadie merece ser elegido (a) de punto para jugar con tu mente, corazón, porque eso es “maldad”, bajeza y enfermo desde el alma.
¿Traguito?, ¿cenina?, ¿te jalo a tu casita?, ¿me ayudas con algo que no entiendo a las doce de la noche?, ¿puedo contarte el drama de mi relación porque me siento solo (a)?… Estas y otras estrategias para doblegar el alma de la gente dependiente existen cada día y cuando quien posee el apego reacciona, no ha crecido, no es libre para decidir, no conoce gente diferente, no sabe tomar decisiones y se le fue la vida.
Frases de los dependientes como: Él o ella es mi mejor amigo, yo no puedo vivir sin escucharlo ni verlo (a), son la muestra de esa obsesión y adicción para ser parte de la vida de alguien e intentar inspirar un amor que jamás llegará.
Recuerden que el mal posee mil rostros, pero el proceder siempre es incorrecto, disfrazado de un afecto que no es real y quien te quiere de verdad no haría jamás nada para dañarte, ofenderte, atentar contra tu paz y sobre todo, no posee ambigüedad en nada gente. Los invito a despertar a la realidad, amarse y tener presente que no inspira amor quien denota que no se ama, quien camina con esa debilidad, torpeza y miedos hechos nudo que lo (a) paralizan en todo.
Y los cazadores y cazadoras que buscan dañar y usar gente leen en el lenguaje corporal esa vulnerabilidad que hace caer a tantos y tantas en relaciones dependientes que les roban paz. Por tanto, valores bien puestos, claridad, frontalidad, respeto y honestidad.
El amor limpio y honesto se gana y se merece. Y ante el amor en crisis en estos tiempos, no es nada fácil hallar gente con valores bien puestos por convicción y si bien no existe lo perfecto, porque todos somos humanos, existe la honestidad ante todo y las buenas intenciones. Solo es decidir dejar esas cárceles absurdas, no ponerse grilletes de nadie y ser feliz con todo lo que se lleva por dentro para serlo, porque no inspira amor real quien no sabe vivir solo (a) consigo mismo.
Les hago recordar que este 24 de noviembre empieza mi taller de dependencia afectiva sobre este tema. Les dejo el link para que miren el temario y sepan donde comunicarse (clic aquí)



Les dejo esta cancioncita que va perfecto con este post. Ya saben gente “aterricen”, que todo lo bueno y puro en la vida no lleva máscaras ni dobles intenciones.



Que tengan una bellísima semana, no olviden orar, ángeles para el camino y luz para sus proyectos
Manjari (Bendiciones)

“LA DOBLE MORAL Y RELACIONES CLANDESTINAS DENTRO DE LA DEPENDENCIA AFECTIVA”(POST 351 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)
Tagged on: