Queridos amigos, el tema de hoy es “Complicaciones afectivas más frecuentes de estos tiempos” y va dedicado para Fiorella, Gaby, Gonzalo y Humberto, quienes esperan este post.
Es lamentable observar como cada vez más elevados porcentajes de personas carecen de autenticidad y de valores esenciales incorporados y por ello, no solo no tienen claro lo que implica amar, sino que cometen errores garrafales dañándose a sí mismos y a los demás.
Por ello, desde Zéfiro los invito a reflexionar sobre las complicaciones afectivas más frecuentes en estos tiempos de modernidad, hedonismo y serios problemas de comunicación.

1.- La forma de ver el amor ha cambiado de modo negativo: Con el auge de las nuevas tecnologías, surgimiento de ídolos mediáticos que difunden que las relaciones afectivas son reciclables y lo que importa es vivir buscando seducir y competir con cada quien, en estos tiempos, el gran problema de millones de seres humanos incultos emocionalmente es que no poseen convicciones claras sobre lo que implica amar y proceden según sus impulsos, pasiones o como ordene el ego.

Por tanto, es frecuente que las personas cubran el interior de superficialidad y desarrollen así “estereotipos” sobre el tipo de persona a la que elegirían para entablar una relación afectiva, la misma que según este tipo de tendencias debería ser de elevado estatus social, poder lucirse porque es atractiva (o) y siempre busca pasarlo bien. Y pareciera que no le dan importancia al temperamento, nivel de valores ni forma de comunicarse. ¿el resultado?: Se forman relaciones eufóricas, basadas en lo pasional, conflictivas y de escaza profundidad.

2.- Máscaras y poses en la comunicación: Por ego, deseo de poder y control sobre la otra persona, hoy, como jamás existió millones de personas sin inteligencia emocional y además sin espiritualidad van por la vida con el impulso incontenible de jugar con la mente y corazón de equis persona para intentar desatar en esta apego.

He podido escuchar a muchísimas pacientes, alumnos y amigos contarme historias donde el problema radica en lo mismo: Alguien se les acerca, se da mucha comunicación a nivel virtual (chat) y una de las partes no es sincero (a), ni auténtico en la comunicación, la persona dominada por el ego (que en estudios de Kabbalah significa “Demonio”) decide generar falsas expectativas a una muchacha o muchacho, se siente superior, se ríe, se burla y en términos criollos termea a su incauta (o) víctima que por lo general carece de autoestima y dignidad sino sabe no darle cabida en su vida a este tipo de personas.
Hoy, con el auge de salas de chat como Tinder, las personas desesperadas por contacto afectivo se arriesgan a charlar con personas vacías emocionalmente y sin duda pasan de desilusión en desilusión.

Una relación afectiva que no posee buena comunicación ni honestidad va al fracaso contundente, pero hasta para comunicarse de modo asertivo se requiere en primer lugar valores (ética, buenas intenciones, bondad, consideración, respeto) y las distancias de madurez entre las partes que socializan marcan la pauta para las crisis constantes que vivirán.

3.- Miedo a poner límites: Son tantas las personas que padecen dependencia afectiva crónica, sin ser capaces de cortar relaciones nocivas por miedo a la soledad, reemplazo, rechazo y abandono.
Cuando una persona no sabe estar solo (a) consigo mismo, no posee proyectos de vida interesantes y además posee baja autoestima de apariencia, intelectual y es prejuicioso (a) será más sencillo que padezca de esta enfermedad.
Hace un par de meses dicté un taller de dependencia afectiva donde reuní 57 personas, con la pena infinita de ver que muchas otras personas no lograron cupo por el espacio. En dicho taller recuerdo con pesar cuando una de las chicas que participó, se me acercó a despedirse y llorando me dijo: “Rosa María, cuándo has preguntado ¿qué es lo que más han perdido en una relación dependiente?, puedo decirte que he perdido toda la dignidad que Dios me regaló y siete años de mi vida”. Luego de ello, la chica me abrazo desesperada y lloró junto a otras dos personas y me agradecieron dar los primeros pasos para aprender a amarse.

Como este caso que les cuento, también he escuchado a muchísimos varones ser maltratados por mujeres superficiales, crueles y egoístas que deciden usarlos, humillarlos y jugar con sus sentimientos. Y si bien muchas damas creen que todos los varones son inquietos y crueles, siempre diré que un varón procede como la mujer lo permite y en todas mis investigaciones he podido notar que en altos porcentajes las chicas de estos tiempos han sido criadas bajo el capricho, pésima comunicación y egoísmo.
Cuando hay dependencia, las personas temen darse su lugar, todo lo disculpan y justifican, todo lo esperan y todo lo creen porque el amor es el único centro de sus vidas y olvidan que solo es una arista de su camino que no puede ser sano ni profundo al lado de alguien inculto (a) a nivel emocional, sin humildad y si bien cada quien madura en distintos tiempos, hay gente que jamás reconocerá errores porque son más débiles, debilidad que existe por ausencia de convicciones espirituales.

4.- Celos, posesividad, venganzas impulsivas y total inseguridad: Es parte de estas generaciones explosivas, impulsivas, caprichosas y narcisas notar que por ejemplo un día colocan en Facebook su estado afectivo y en dos semanas lo cambian y se pelean vía redes sociales.

Además esta competitividad absurda por los talentos y oficios, estos caballeros y damas inseguras que pretenden prohibirle a su pareja que vea a sus amigos de siempre sin tener algún indicio real de aspectos incorrectos. Y si bien para tener confianza en alguien hay que conocer bien sus valores, hay gente que es insegura por lo vivido en relaciones anteriores, por baja autoestima y por apego insano que solo saben dañar con celos absurdos, herir adrede por una venganza de la que su pareja desconoce las razones.
Y siempre les diré a mis lectores, la persona que es deshonesta se lee con la comunicación no verbal (tono de voz, atuendo, mirada, micro gestos, proceder y reacciones).
Me contaba un caballero que bordea los cuarenta años que conoció hace poco a una chica que lo llamaba cuando ella quería y siempre le decía: “vamos por unas chelas, un cebichito, o recógeme a tal hora de tal lugar de parranda y otras veces le apagaba el teléfono). Yo sonreí y le pregunte: ¿te parece que así procede una dama fina y profunda como la que dices buscas?. Me contestó que no, pero era manipulado cual yo yo porque teme no ser aceptado, rechazo y se valora poco y las mujeres como con la que salió abundan cada día más porque por pose, dárselas de bacanes y ego carecen de toda consideración y autenticidad.

5.- Miedo a socializar y diálogos internos autodestructivos: Hay gente que se siente tan poca cosa que lo comunica con todo su ser, se repiten siempre de modo masoquista que nadie los mira, que nadie los quiere, que odian su soledad, pero a la hora de charlar no tienen ni tema de conversación porque no se cultivan y quien no puede conversar de modo profundo a la larga solo puede inspirar una relación pasional de corta duración por vacío emocional.

Tanta gente se compara o quiere parecerse a equis ídolo de moda que deja de ser auténtico y siempre repito que la persona más insoportable siempre será aquella que no eres, la persona menos atractiva será aquella que usa máscaras y sobre todo no sabe ni quien es porque no es humilde para mirarse.

Las relaciones afectivas están en crisis queridos lectores, el amor sano se patea, golpea, daña y gente que sabe amar como enseña el creador generalmente es considerada “no real”, nadie confía en nada y con el tiempo, toda aquella persona que va por la vida dañando y dañándose a sí mismo y a los demás reacciona tarde, muy tarde
Un muchacho llamó a la radio cuando me encontraba de invitada en el programa de mi amigo y colega Beto Ortiz y justo abordaba de las relaciones tóxicas. Ante todo el país dijo por teléfono: “Yo fui un hombre que por su ego maltraté muchas chicas, incontables y un día conocí a una que sin darme cuenta ame, pero la dañé tanto por mi maldito ego que me dejó hace unos meses, ahora sale con otra persona y me estoy volviendo loco de dolor y culpa”.

Me quedó responderle que el dolor merecido es un aprendizaje y madurar es un proceso doloroso en todo sentido y que este dolor le servirá para mirarse, aceptar sus errores, sus debilidades y si ha descubierto que ama, ni siquiera sabe aún si solo habla su ego por ira ante que la chica lo reemplace por alguien o es amor real. La razón: Un amor real te desea lo mejor siempre y no espera nada de ti, no se regocija en manipular, doblegar y no sabotea lo que la divinidad le colocó en el camino; sin embargo, hay luces que se ven tarde y queda buscar la propia para renacer.

Ahora les dejo esta canción que va muy bien con este post. Escuchen la letra y como siempre digo: “La vida es un regalo gente, no lancen el tiempo al vacío empecinándose en ser la peor versión de ustedes mismos porque es lindo caminar por la vida con la mirada limpia, el porte derecho, seguro (a) y la palabra bondadosa”. Y cuando alguien se deja llevar por sus demonios internos, solo repite conscientemente los errores una y otra vez, hasta caer en total oscuridad y vivir sin paz.



Que tengan una bellísima semana, luz para sus corazones, proyectos y ángeles para el camino
Manjari (Bendiciones)

COMPLICACIONES AFECTIVAS MÁS FRECUENTES EN ESTOS TIEMPOS (POST 369 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)
Tagged on:     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.