Queridos amigos, el tema de hoy es “Como lidiar con gente que te dañó ” y va dedicado con mucho cariño para José, Leo, Mariana, Pablo, Raúl y Fernando, quienes me pidieron el tema hace un tiempo. (disculpen la demora, pero ahí les va)

Cuando alguien se expresa sobre alguien como la o él causante de ciertos males suele decir “dañó” o “falló”, etc y no todas las personas tienen la capacidad de lidiar con este tipo de personas y por ello, desde Zéfiro veamos como aprender a solucionarlo.

1.- Aprender a identificar el tipo de perfil y personalidad de la persona que te dañó: Con ello me refiero a que intenten comprender las razones de su proceder, así como identificar su tipo de personalidad, valores y nivel de autoestima.

Si por ejemplo sentiste que alguien te dañó en el centro de trabajo y no lo esperabas, luego de la desilusión y fastidio debes buscar calmarte y sentarte a evaluar no solo lo que te hicieron sino a la persona que lo hizo. Y por lo general llegarás a conclusiones que desatarán toda tu piedad sobre ese tipo de personas si es que tu análisis es profundo y objetivo. Recuerda que toda persona con frustraciones, con inseguridades, con temores y con debilidades y valores endebles está lesionado del alma y la mente y necesita mejorar.

Lógicamente dirán algunos que leen esto ¡ a mi que cuernos y que los sane su mamá!, pero al hacerlo recuerdas que eres humano y que también puedes fallar. Nadie te obliga a recobrar la confianza en ellos ni a dejarlos entrar en tu circulo personal, pero si por ejemplo es inevitable laborar con ellos tendrás que ser lo que se dice “educado y compasivo” y no digo hipócrita porque el que es hipócrita no controlará en algún momentos su irritabilidad y terminará por crear más conflictos.

2.- Si sientes que no soportas su presencia busca cambios: Si sientes que por la ira, rencor o lo que fuese desdibujas tu esencia, te vuelves irritable ante la persona o grupo de personas que te dañaron (pasa mucho en grupos competitivos laborales) y estas decidido (a) a no lidiar con ellos, a no charlar ni llegar a soluciones ni restablecer relaciones y mucho menos perdonar pues entonces necesitas mirarte más a fondo. Lo ideal es perdonar y ello no implica que les sonrías o hables sino te nace, pero sí que no les desees mal y que dejes el tema zanjado, aceptando con humildad que se aprende de todo en estas tierras.

Si notas que esa persona o grupo de personas continúa actuando con mala voluntad para contigo solo te queda seguir caminando sin detenerte. Y si logras apartarte de ellos por completo pues mejor porque no se es moneda de oro en todas partes para caer bien y no vale la pena buscar la amistad de personas necias y sobre todo oscuras porque la vida se pasa y necesitas luz, esa que solo la tendrás si tienes paz por dentro.

3.- Si te hablan no juzgues, no analices, solo mantén tu paz y dignidad: Una de las características más resaltantes de la gente con culpa es que se pone muy nerviosa si te mira, exagera los gestos si te habla y balbucea en los tonos y lógicamente eso se nota mucho más personalmente. Por tanto, ante tales características si alguien a quien consideras te dañó o tú enemiga (o) se acerca notarás todo lo que te digo.

Si eres maduro y compasivo responderás a lo que te digan en paz y es probable que esas personas se incomoden aún más. Muchos lo toman por indiferencia o rencor, pero ser educado y mantener la cordura es madurez y también piedad porque bastante tiene ese tipo de gente teniendo el corazón y la mente como la tienen para que tú lector lo (a) agredas o te enojes.

4.- No esperes que te pidan perdón: Esperalo todo todo solo de Dios y de las personas su mejor intento porque somos humanos y llegamos a este mundo para aprender, para ser sabios y ese camino no lo recorren todos igual.

Y si sientes que más de una persona te falló no lo lamentes, siente paz porque tu conciencia está limpia y fuiste honesto (a) y si fallaste aprende a pedir perdón porque es el paso a la madurez.

Y recuerda que la gente que no camina gatea como los bebes, por tanto, también se expresa de maneras distintas a las tuyas que pueden o no gustarte, pero así son y como siempre digo en este blog, tú decides quienes se quedan en el tren de tu vida, tú eliges y lo ideal es compartir el afecto con gente de tu nivel de valores y también de espiritualidad, pero no existe lo perfecto, así que lo más importante será que la gente en que confíes sea gente que admires y respetes, pero sobre todo por su grandeza de alma.

Recuerda Zeferino, no esperes nada de nadie, nada, solo de Dios y verás que las personitas que lo llevan por dentro son la gente más maravillosa de tu vida, esa que te hace sonreír, te acompaña y tiene un rol para cada cosa que sea necesario: tu familia, tu pareja, tus amigos, etc.

5.- Jamás hables mal de alguien que te dañó : Calla calla y deja que el tiempo pase y si te preguntan razones de los conflictos aprende a decir: “no llegamos a acuerdos mutuos, es todo” . No es correcto que por tu ira o rencor dejes mal parado (a) a compañeros laborales, amigos (as) que lo fueron en su momento porque eso habla de tu nivel de madurez y bondad, por tanto calla para no dañar y calla para tu mayor bien.

6.- Deja al cosmos, al destino y a los ángeles actuar: Si sientes que hoy te pusieron una zancadilla en el trabajo, en el grupo de amigos, en tu vida afectiva o en la esfera que sea recuerda que todo lo ve Dios y el cosmos actúa.

Recuerda que ese cielo bello e inmenso siempre te dará consuelo y bendiciones si eres una persona de bien, de bondad y cercana a la fe. Verás que en horas o días todo en tu vida cambia de manera extraña e inexplicable , pero no para el cosmos, el destino y Dios.

Siempre recuerdo en esto a mis abuelos y familia porque como decimos “lo que está escrito está escrito” y esta frase hace alusión a la limpieza de corazón, cualidad que así vivas hoy los momentos más terribles será recompensada de manera mágica.

Y cuando digo mágica me refiero a que pasarán por tu vida situaciones, personas y retos que no esperas, pero que al vivirlos tejen la historia de tu destino que siempre será especial si buscas servir.

Así que apachurra bien esos ángeles cuando se te acerquen encarnados en personas, en situaciones y agradece, agradece todos los días antes de pedir, agradece que existes, lo que eres y hasta tu dolor que te hace mejor persona si te sirve o sirvió para aprender a dar más.

Y consejo Zeferino, lleva siempre una imagen de un angelito contigo en la billetera o has como yo que lo tengo en un llavero (cuelga un angelito mágico para que cuando te provoque le reces y también le agradezcas).

Si tú eres capaz de ir por la vida en paz y sin odiar, nada temas, deja el pasado atrás y camina sin detenerte, sin voltear porque servir te espera y atarte al dolor, a la duda, a la confusión no es sano. Deja que la gente que dices o crees te dañó siga su vida como decida, sin pensar ni desearles algo malo, todo lo contrario, desea que Dios los proteja y reciban luz en sus corazones confusos como el de todo humano que pasa por pruebas cada día.

Lo más importantes es que en tu vida no exista mentira, ni agresión y mucho menos rencillas eternas. Vive el presente porque la vida es un suspiro y anímate a recorrer los caminos que más anhelas con fe y voluntad, anímate a renacer con alegría y optimismo y deja que el cosmos actué para tu mayor bien.

Ahora les dejo esta cancioncita clásica en cuya letra se habla de esos ángeles que son las mismas personas y llegan tu vida cuando menos los esperas y también porque los necesitas y porque está escrito. Para conocedores y para los que no, espero les agrade

Que esta madrugada los ángeles velen por tu sueño y mañana amanezcas fuerte y sano para servir y que todos tus proyectos y seres que amas reciban chispitas de luz para ir por la vida con alegría.

Manjarí (Bendiciones)

CÓMO LIDIAR CON GENTE QUE TE DAÑÓ (POST 125 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)
Tagged on:         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.