Queridos amigos de Zéfiro, ya estoy de regreso, con nuevos temas y muchas sorpresas para todos ustedes.
El tema de hoy es “Cómo detectar un manipulador emocional y ponerle freno” y va dedicado a Milagros, Cecy, Paola y César, quienes esperan este post.
Manipular implica la capacidad de alguien de poder doblegar la voluntad de una persona para obtener los fines que le convienen o considera necesarios. Para lograrlo, apela a una serie de recursos y estrategias particulares como las siguientes:
– Identifica las características de la personalidad de la (as) personas que desea manipular, así como sus necesidades y debilidades.
– Se concentra en las necesidades emocionales de las personas que desea manipular, para en base a ello, expresarse de modo particular.
– Buscará atender una o varias necesidades primordiales de la persona a manipular, para obtener su “gratitud infinita”, confianza y posteriormente, pedir algo especial o usarlo (s) según necesite.

Los manipuladores no sienten real afecto por alguien que logren manipular; porque una vez que los han usado, ya nos les sirven cerca, ya no son importantes y dejan de tener tiempo por completo para estos (as) y generalmente han crecido en un ambiente, donde han observado manipular y, además, el ego elevado y necesidad de control los invade.
A menudo también los manipuladores poseen serios problemas para comunicarse con gente que tiene claro no pueden manipular, son cobardes y viven en doble moral. La inseguridad emocional que en el fondo poseen los manipuladores se refleja en el lenguaje corporal y notarán que el tono de voz es poco cristalino (sube y baja), parece por momentos infantil y les cuesta mucho expresar ideas ante gente sino se sienten cómodos o si el auditorio no es de un nivel que los ensalce.
Por otro lado, los manipuladores son lo que criollamante decimos “Poseros” y adoptan estilos de vida, modos de hablar de moda y actitudes banales para encajar y muchos de ellos (as) son racistas y prefieren rodearse en su vida personal, con personas que consideran de mejor estatus o con las que creen se lucen mejor.

¿Qué tipo de manipulación pueden aplicar?

En todos los campos que imaginen. A nivel laboral, amistad, afectivo. Veamos algunos ejemplos reales:

Roberto es un funcionario importante de empresa, pero es ocioso, lo ha tenido todo sencillo en la vida sin mucho esfuerzo y es además un perfecto manipulador. Tiene buen porte y aspecto, pero cuando habla se le nota tanto la inseguridad, necesidad de manipular y claramente, vive para ello y así la vida se le hace más ligera.
Es absolutamente amable, galante y bromista sutil con las empleadas de la empresa, en especial con las asistentes y secretarias y si viaja, les trae chocolatitos, recuerditos y eso sí, jamás olvida sus cumpleaños. Lo lleva todo planificado. Y a la hora del trabajo duro, se hace el loco y llama desesperado a sus “chicas” salvadoras que al verlo engreído, en crisis y nervioso por reportes que no sabe hacer, le hacen todito el trabajo.
Ellas van a consulta y dicen: “Pobrecito mi jefe, es vaguito, pero es bien bueno. No analizan que mientras este caballero manipulador se va temprano de la oficina fingiéndose enfermo, ellas se quedan más horas terminando el trabajo de su Zeus, del Dios que han idealizado ¿por qué?: por migajitas de afecto, porque no se quieren, se sienten feas o porque no les enseñaron a caminar con los ojos abiertos y valorar el tiempo como regalo.

Hace muy poco, observaba a una empleada en una empresa de envíos de encomienda al exterior, tratar fatal a las mujeres clientas, pero en especial si nos notaba de tez más clara o mejor vestidas. Ya saben que soy especialista en lenguaje corporal. Bueno, ingresaron dos caballeros extranjeros y la mujercita se deshacía en atenciones, risitas y halagos, y los que habíamos llegado antes, íbamos a pasar a ser atendidos después, hasta que llamé por teléfono al supervisor principal de la empresa que es amigo y le reporté el asunto.
Éramos tres mujeres esperando que esta empleada plagada de complejos e ineficiente se dignara en atendernos y como las hadas, llegó el supervisor y la cara de la empleada cambió a pálido. Ella no tenía idea que yo lo había llamado y cedí además mi lugar a una señora mayor que caminaba mal y con el calor, la pobre no podía andar más tiempo de pie.
El supervisor revisó los números de todos y le dijo ¿por qué no atiendes en orden? Ella tartamudeó y le dijo con voz muy bajita: “es que estos señores vinieron ayer”; eso era falso, pero ella mentía para ocultar sus faltas.
Y les narro esto, porque siempre he dicho que la gente que se siente pequeña en todo sentido es altamente manipulable y además, peligrosos como compañeros laborales y ni que decir como amistades.
Hemos visto miles de personajes con capacidad de manipular y estamos en tiempos en los que abrir los ojos y cultivar los valores es lo sensato.
Han de saber que los manipuladores no sienten culpa alguna cuando llevan a una persona a proceder de modo incorrecto, no les importa, lo volverían a hacer siempre, porque necesitan satisfacer sus caprichos, deseos y posee, además, elevada intolerancia a la frustración.
Los manipuladores oscilan entre amables, nerviositos (as), torpes, siempre con los ojos alertas, como asustados, siempre con esa vocecita de “yo no fui” y siempre con terribles historias de fracaso emocional por incapacidad de tomar decisiones y, además, con rotunda necesidad de aceptación.

Los manipuladores son de ambos sexos, y las mujeres, también lo hacen genial cuando por dentro no poseen valores esenciales. Por ejemplo:

Luciana tiene un hijo, está divorciada y como jamás aceptó que su ex esposo le dijese que no la soportaba y la deje, ella decidió vengarse. ¿Cómo?: usando a su hijo para obtener lo que quiere y de paso, hacerle la vida a cuadros. Y esta desquiciada mujer, hace que su pequeño de siete años llame al padre y le mienta acerca de que no puede dormir solo, le pide que vaya los sábados por la noche para arroparlo y obvio así, ella manipula, y logra que su ex esposo se lleve al niño para ella salir de fiesta, lo cual no es malo, si tuviesen acuerdos justos de tiempo.
También inventa gastos extras que son para realmente comprarse cosas para ella. La nana del pequeño ha declarado en contra de la señora manipuladora en tremendo lío por tenencia del menor. Y miren de lo que es capaz el ser humano que no lleva a Dios por dentro, qué terrible.
A nivel afectivo, solo puedo recordarles que lean mis libros como “Reo Sentimental” y “Jaque Mate al Amor”, para que tengan presente que los manipuladores son además EGOISTAS y no pueden en el fondo del alma desear felicidad a quienes no los aceptan en sus vidas, porque no saben de respeto y mucho menos de amor limpio.

También vemos docentes manipuladores y recuerden esos reportajes donde catedráticos salían de fiesta y acoso sexual a sus alumnas, y en todos lados, este tipo de gente manipuladora es como maleza que crece y corresponde exponerlos públicamente, pero ya saben que nada queda oculto bajo el sol.

Si lees este post y has notado que has sido manipulado (a), abre los ojos y recuerda que nadie debe pedirte algo incorrecto, que la gratitud no implica que te manches y quien te aprecia, jamás te usa para nada. También recuerda que no se puede servir al creador y al maligno a la vez, pero tú eliges el camino.
Manipuladores ni de amigos ni de nada, porque es gente insana por dentro y solo de ellos (ellas) depende madurar emocional y espiritualmente, pero ese proceso es personal y nadie debe contaminarse con sus líos mentales.

¿Cómo ponerles freno?
– Exponerlos en público y quejarte de lo que te piden o intentan hacer de modo negativo.
– Decirles en la cara que no serás víctima de sus intenciones de cualquier tipo incorrectas.
– Contar a tus amigos cercanos, familiares y personal de seguridad que laboras o intenta alguien manipularte. Y ya sabes que usan redes sociales falsas y usan hasta enfermos de salud mental para sus fines.
– No hablarles, avanzar en la vida y no tenerlos en ningún tipo de contacto.
– Investiga las esferas ocultas de sus manipulaciones, tipos de víctima y motivos, toma nota y arma expediente con fechas en orden cronológico.
– Y si insisten en acercarse: dar por sentado el asunto a las autoridades y si notas corrupción, avisas a los medios y ya saben gente, a exponerlos y verás cómo se esconden como ratas de alcantarilla.
Y recuerda que los manipuladores tienen doble moral, dicen que hasta rezan y pueden incluso, visitar sacerdotes y consejeros, pero les aseguro que no les cuentas sus bajezas y proceder deshonesto. Son además cobardes en esencia y cuando se notan con las verdades sobre la mesa, prefieren desaparecer y vivir escondidos, hasta que pase el tiempo y vuelven a la carga; son obsesivos (as), impulsivos (as) y poseen severos problemas para expresar miedos, emociones y sentimientos a gente que los devela. Peligrosos, egoístas, crueles y sobre todo con el ego que más espanta al creador.

Los dejo reflexionando y esta cancioncita que le cae a pelo a este post. Ahí para mujeres que aún son dependientes afectivas



Que tengan una linda semana, ángeles para el camino y luz para sus proyectos
Manjari (Bendiciones)

CÓMO DETECTAR A UN MANIPULADOR EMOCIONAL Y PONERLE FRENO (POST 357 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL
Tagged on: