Queridos amigos, el tema de hoy es “Como detectar a un mal amigo (a) ” y va dedicado con mucho cariño para Enrique, Gino, Roxanna y Hugo, quienes esperan este post. La amistad es la sintonía que existe con una persona en particular y te lleva a sentir un afecto especial que te puede volver incondicional. Sin embargo hay conocidos a los que se les llama amigos, pero no son entrañables, gente que pasa por la vida en algún momento y también se le llama amigo (a), pero tampoco es entrañable y existe a quienes admiras, respetas y encima tienes empatía, sintonía o conexión y son entrañables, aquellos a los que llamamos amigos personales, mejores amigos, etc y a diferencia del resto del grupo confías en ellos y sabes que volarías por socorrerlos en lo que necesiten y ellos por ti y a muchos de ellos los ves hasta el final de tus días. Es bastante frecuente observar que en estos tiempos los amigos personales no abundan, es decir, por razones como las que tocaré en este post, se quiebra la confianza y sas, adiós amistad y otras veces ocurre que por razones ajenas a tu voluntad, quienes decían ser tus amigos no lo eran y en el fondo solo eran cercanos a ti por alguna razón como conveniencia, competencia, envidia, etc, etc y sin duda es doloroso descubrirlo si una de las partes no falló en la amistad. Por ello, desde Zéfiro veamos como reconocer a un amigo leal 1.- Aprende a leer gestos vitales. Es complicado de explicarlo vía blog, pero haremos el intento. – La gente sincera, tiene viva la mirada, mira de frente, se segura cuando se expresa y sonríe y si por ejemplo anda de mala los no lo oculta fingiendo emociones que no siente y solo puede ser educado (a) porque no tienes nada que hacer quizás con tal situación. – Los tonos de voz de una persona sincera son claros, cristalinos, sin frases cortas ni tonitos que suben y bajan como el volumen de una radio. – No te mira de arriba abajo con fastidio y si lo hace y le agrada tu atuendo o algo te lo dice de buena gana en la cara y te sonríe de manera natural. – Cuando parpadea no le tiemblan los párpados o se siente incómodo si nada te oculta. 2.- Sobre tus proyectos y profesión. Si quieres saber si tienes un envidioso a la vista o saber en quien no debes confiar, hará lo siguiente: – En una reunión y delante de todos siempre hace bromas irónicas, sarcásticas sobre algún asunto de tu trabajo y hará todo lo posible por hacerlo pasar como broma, pero a veces busca que quedes como tonto y solo parará si sabe que a quien hace la broma tiene carácter firme y lo (a) puede poner en su sitio. – Hablará mal de ti a tus espaldas, será capaz de inventar cosas increíbles, de fábula sobre tu vida para lograr que gente que te aprecia deje de confiar en ti y lo (la) mire a él por envidia pura. – Puede robarte las ideas y proyectos de manera deshonesta y hacerlo por lo bajo porque a él (ella) no se le ocurre nada mejor y por viveza, pero como decía mi abuela: solo uno es el autor, el resto jamás será como tú, Dios crea gente única. 3.- Sobre la confidencialidad: Tu real amigo es tu leal a prueba de balas, y quien no lo es, jamás respetará tus decisiones y confidencias porque en el fondo necesita hacerte quedar mal y por otro lado puede que si es poco inteligente, poco prudente y encima de pocos valores sea mejor que solo sea tu conocido (a). 4.- Te critica en todo, pero no de manera frontal: Es decir, te manda indirectas, protesta con engreimientos, caprichos, chantajes emocionales, se hacen los interesantes, manipulan y esperan a que adivines lo que les pasa porque si eres su amigo (a) debes ceder a su forma de pensar. 5.- Te miente adrede cada que le convenga: Por ejemplo, te puede hablar mal de alguien solo para distanciarte de ella (él), te niega apoyo en algo con pretextos porque en el fondo no le provoca ni le importa poder servirte, crea mentiras para usarte o porque le conviene que la (lo) ayudes en ciertos aspectos. 6.- No sabe pedir perdón, siempre tú tienes la culpa: Jamás reconoce un error y si se lo dices se echa a correr, no te da cara o a lo mucho dirá no es así, estás comprendiendo mal y evitará tocar el tema. 7.- No es comprensivo y le molesta que tengas otras amistades, es posesivo (a) y siente que lo dejas de lado o se malhumora si frecuentas a otras amistades sin que él (ella) acuda porque no reconoce que la amistad es respeto y consideración. 8.- Se aparta de ti si nota que ya no le conviene verte porque no puede obtener algo de ti. Por ejemplo, hay amigos que solo frecuentan otros por los lugares donde pueden ir con ellos, por el círculo que frecuentan, etc y no miran los valores ni mucho menos saben compartir. 9.- Te induce acerca de malos estilos de vida y sino le haces caso te llama tonto, quedado (a). Por ejemplo te puede decir que eres aburrido sino bebes o te metes marihuana de vez en cuando u otras drogas y te aparta por su forma sobria de ser. 10.- No sabe escuchar, solo habla de lo que a (él), o ella le provoca y si tú tienes un problema no le interesa escucharte, no tiene paciencia y si te ve en mal estado te evade o te dice que está ocupado (a). 11.- Te critica siempre a la pareja, se mete en tu relación porque si tu amigo (a) está solo y no es de buen corazón y valores es posible que le moleste mucho tu dicha por celos, porque se siente menos y eso le afecta el autoestima. 12.- Jamás te felicita por algo bueno que hagas o te pase: Se hace el olvidadizo (a), distraído (a) y si ya no queda otra verás que te felicita como no queriendo, mordiendo las palabras y arañando los gestos porque tal vez siente envidia o rabia de lo que te ocurre y no a (él), o ella. Seguro que muchos han identificado varios de los puntos que menciono y siempre digo que hallar un buen amigo (a) de mente limpia y corazón sincero, es como hallar pepitas de oro. Un real amigo (a) es aquel que te respeta, te valora, reconoce tus talentos, los celebra y no busca compararse contigo ni competir, le interesa que tú crezcas y compartir contigo siempre las buenas y malas de manera incondicional. Es mucho más complicado que un buen amigo sea alguien irresuelto emocionalmente, es decir alguien con serias frustraciones, rabia por la vida y lesiones no asimiladas ni sanadas. Ocurre lo mismo con todas las relaciones humanas y sabemos que lo perfecto no existe, pero si que el deseo de ser mejor y ser correcto puede primar cuando se tiene inteligencia combinada con espiritualidad. De modo que ya lo saben Zeferinos, si han tenido malos amigos, no juzguen, no piensen demasiado, a tener compasión y seguir caminando porque así como estuvieron en tu vida un tiempo, tal vez ya no estarán jamás y tal vez la vida los ponga en tu camino nuevamente siendo mejores o peores, depende de ellos y mientras mantengas la conciencia en paz y sepas la diferencia de lo correcto e incorrecto, nada malo puede ocurrir. Y recuerda que un mal amigo, es alguien necio que puede robarte luz y también hacerte mucho daño, de modo que de ti no depende que sea mejor, es su responsabilidad. Puedes aconsejar cuando te lo pidan, comprender, pero nadie te obliga a permanecer en sus camino si sabes que solo saben crear conflicto y mortificar. Y si tienes buenos amigos, a cuidarlos, mimarlos, reírse mucho siempre con ellos y que sean esa extensión linda de la familia. Muchos son como los ángeles, siempre allí cuando más los necesitas. Aprovecho desde aquí para mandar un abrazo inmenso con luz a mis amigos (as) personales por ser tan especiales, tan limpios de alma y corazón. Gracias por estar tanto tiempo a mi lado leales a prueba de fuego, por la generosidad, por la prudencia, por el cariño y sobre todo por engreírme tanto y ser tan protectores. Dios me los cuide y bendiga siempre. Ustedes saben quienes son y no pongo la lista para que no se me resienta alguno por allí. Y para mis amigas personales místicas va esta canción con mucho cariño. Ya saben que siempre habrá un mensaje para ustedes. Que tengan una maravillosa tarde y mejor noche y los ángeles los ayuden a mirarse, renacer y trascender Manjarí (bendiciones). ]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.